Cádiz CF | Juan Carlos Cordero "Estoy preparado para regresar ya"

  • Cordero dice que quiere volver a su puesto de director deportivo

  • "Me gustaría estar cerca del entrenador, al que veo muy solo, y del equipo"

  • "Me ilusiona el ascenso, quiero ayudar y nos podemos organizar"

Juan Carlos Cordero, en su anterior etapa en el Cádiz.

Juan Carlos Cordero, en su anterior etapa en el Cádiz. / Lourdes de Vicente

Juan Carlos Cordero vuelve a sentirse empleado del Cádiz CF, como lo era antes de comienzos de septiembre de 2018. La sentencia emanada del Juzgado de lo Social Número 3 de Cádiz que declara nulo su despido y obliga al club a su readmisión sitúa a Cordero de nuevo como trabajador de la entidad cadista a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) resuelva el recurso que se dispone a presentar el club dentro del plazo establecido.

Durante los meses que tarde en pronunciarse el alto órgano judicial andaluz, Cordero tiene la seguridad de que está a nómina en el Cádiz CF. Después ya se verá. Y quiere volver a ejercer su desempeño de director deportivo, el que tenía antes de ser despedido hace ocho meses.

El club está obligado a abonarle su salario (con carácter retroactivo además) y ahora debe decidir si va a pagar a un empleado al que va a asignar un trabajo o le va a dejar sin cometido alguno, si va a pagar unos elevados emolumentos a cambio de nada. El sueldo, según la sentencia, es acorde al contrato de renovación que Cordero firmó cuando Quique Pina tenía los poderes delegados para llevar la gestión deportiva de la entidad.

“Estoy preparado para regresar de inmediato. Cuanto antes, mejor”, señala Cordero en declaraciones realizadas a este periódico. El presidente, Manuel Vizcaíno, aseguró el martes, tras conocer la sentencia, que el ex director deportivo “no volverá a trabajar en el Cádiz”. Cordero evita entrar en polémicas y se ciñe a los términos de la resolución judicial, que obligan al club a la readmisión.

Eso sí, pone la pelota en el tejado del mandatario cadista. “Espero una llamada del presidente para que me diga”. Espera un telefonazo, quizás un whatsapp, un correo electrónico, de la persona que prescindió de él, pero ese contacto no se producirá salvo sorpresa.

El día de su adiós, en septiembre del pasado año, Cordero afirmó que su despido era injusto y ahora considera que se ha hecho justicia en los tribunales. Pero él no entra a valorar el pasado, sino el presente y el futuro. “Quiero ayudar al Cádiz CF, soy un profesional y estoy preparado para ejercer mi cargo desde ya. Estoy ilusionado con el ascenso”.

Cordero tiene claro qué quiere hacer en el caso de volver al club. “Me gustaría ayudar al entrenador, al que veo muy solo, y también estar cerca de la plantilla. Tengo la maleta preparada para volver cuanto antes. Espero volver ya porque soy empleado del Cádiz CF a todos los efectos y hablo como tal”.

Cordero tiene la satisfacción de haber recuperado su puesto a través de una sentencia, aunque no es ajeno a la realidad. Sabe que hay otra persona, Óscar Arias, que ocupa el cargo que él ostentaba antes de ser destituido. Cordero quiere volver para volver a ser el director deportivo. Con él hay dos en el club. “A mí me gustaría seguir haciendo el trabajo que hacía antes, estar cerca del equipo y el entrenador. Por mí no habría problema. Por el bien del Cádiz deberíamos sentarnos todos y organizarnos, hacerlo todo pensando en el bien del Cádiz, llegar a un consenso y a trabajar”

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios