Cádiz CF "Cordero no volverá a trabajar en el club"

  • Manuel Vizcaíno descarta la vuelta del ex director deportivo

  • El abogado de Cordero habla de "falta de voluntad para negociar" del Cádiz

Cordero, Pina y Vizcaíno, hace varios años cuando la relación era cordial. Cordero, Pina y  Vizcaíno, hace varios años cuando la relación era cordial.

Cordero, Pina y Vizcaíno, hace varios años cuando la relación era cordial. / J.P.

El presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno, señaló tras conocer el despido nulo de Juan Carlos Cordero que el ex director deportivo “no volverá a trabajar en el club”. El mandatario cadista anunció que “llevamos la razón y por presentaremos el correspondiente recurso”. Piensa que el TSJA revertirá la situación.

Emilio Álvarez Tirado, abogado de Juan Carlos Cordero en la demanda por el despido del anterior deportivo del Cádiz, se mostró satisfecho por el resultado de la sentencia. “Hubo un despido nulo, el despido no obedecía a causa alguna y hubo represalias por las demandas que puso mi cliente para reclamar su ampliación de contrato”, manifestó a este periódico.

La consecuencia inmediata de la sentencia “es la readmisión obligatoria en la empresa de la que fue despedido sin causa”. El letrado explicó que “se produjo una vulneración de un derecho fundamental, Juan Carlos Cordero reclamó sus derechos y fue despedido. No hubo más”.

Álvarez Tirado indicó que “nosotros siempre hemos estado dispuestos a negociar, pero las propuestas del Cádiz fueron mínimas, irrisorias, que no se podían aceptar. Hubo una clara falta de voluntad de negociar por parte del Cádiz”.

Martín José García Marichal, abogado del Cádiz CF, expresó el desacuerdo del club con la resolución que obliga a la entidad a la readmisión de Cordero porque “la carta de despido se basaba en cuatro hechos y la sentencia sólo entra en uno de ellos. La sentencia no aborda el fondo de la cuestión, hay tres motivos que no valora y por tanto procede la presentación del recurso”.

García Marichal considera que las condiciones del contrato de Cordero “no están vigentes porque el actor nos las impugnó en tiempo y forma”.

El desacuerdo va más allá, como en el acto represalia que el juez estima que hubo por parte del club en el despido de Cordero. “En ese caso se le podía haber despedido antes cuando Cordero rechazaba alternativas cuando reclamaba al club”.

En su opinión, “hay un conflicto de intereses por las relaciones previas entre Pina y Cordero”. Ante la sentencia en primera instancia, reconoce que el club debe decidir el siguiente paso en relación al trabajador readmitido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios