Cádiz CF Del 29 de febrero al 29 de marzo: un mes sin fútbol en Carranza

  • Se cumplen 30 días del último partido del Cádiz CF en casa sin que aún se sepa cuándo se reanudará la competición

Grada vacía en el estadio Carranza. Grada vacía en el estadio Carranza.

Grada vacía en el estadio Carranza. / Fito Carreto

El fútbol está en cuarentena. No se sabe hasta cuándo, pero parece que va para largo. ¿Hasta finales de abril o volverá en mayo, junio…? La única realidad palpable es que el domingo 29 de marzo se cumple un mes del último partido que el Cádiz CF disputó en el estadio Carranza. El balón deja de rodar cuando la prioridad absoluta es vencer al coronavirus. La afición, consciente, aguarda con paciencia y se expresa a través de un vídeo promovido por la Federación de Peñas Cadistas.

El sábado 29 de febrero (el segundo de Carnaval), pocos días antes del estallido de la crisis, el Cádiz CF remontaba al Almería (del 0-1 al 2-1 definitivo) arropado por su fiel hinchada y se imponía a un rival directo en la dura pugna por subir a Primera División. El equipo de Álvaro Cervera daba un paso de gigante, se consolidaba aún en la cabeza de la clasificación y se distanciaba en la zona de ascenso directo. La pinta era inmejorable.

El silencio es desde entonces el único inquilino del Carranza. El esfuerzo del equipo, el ambientazo de aquel día, los sonidos de euforia derivados de aquel valioso triunfo... conforman un conglomerado de recuerdos recientes solapado por todo lo que vino después, de sobra conocido, que propició el aplazamiento de los compromisos del torneo de la regularidad.

El 15 de marzo no se pudo disputar en el santuario cadista el encuentro frente al Rayo Vallecano (32ª jornada) y tampoco el duelo en casa ante el Alcorcón el domingo día 29 (la 34ª). Entre medias, una visita al Numancia (el capítulo 33º) que también quedó en limbo hasta nueva orden. Son tres las semanas de retraso y todo hace indicar que llegarán como mínimo a ocho.

Nunca había estado el Carranza vacío tanto tiempo durante una temporada. Entre el último envite como local de 2019 y el primero de 2020 transcurrieron 25 días (frente al Numancia 21 de diciembre y ante el Mirandés el 15 de enero).

La secuencia desde aquella victoria sobre el conjunto mediterráneo ha sido la siguiente:

El Cádiz CF abrió el telón de la 31ª jornada con una visita al Lugo el viernes 6 de marzo que se resolvió con un empate a uno tras jugar más de una hora en inferioridad numérica tras la expulsión de Alberto Cifuentes.

Ese es hasta la fecha el último partido de la escuadra gaditana, alumno aventajado de Segunda División A (seis puntos de renta en ascenso directo) cuando la comisión de seguimiento compuesta por entidades relacionadas con el balompié (Real Federación Española, LaLiga y Asociación de Futbolistas) acordó frenar la competición oficial durante dos semanas en lugar de jugar a puerta cerrada, como pretendía en un principio el órgano rector del fútbol profesional.

El reloj de la Liga se detuvo de manera súbita y en un primer instante con carácter provisional, con día y hora para volver el 29 de marzo. El Cádiz CF siguió con los entrenamientos en la Ciudad Deportiva de El Rosal pero el cariz de los acontecimientos obligó a dar un paso más.

El club, que ya había suspendido el trabajo de las categorías inferiores, cerró a cal y canto las instalaciones ubicadas en Puerto Real y las sesiones colectivas del primer y el segundo equipo quedaron aparcadas para dar paso a los ejercicios de mantenimiento físico en solitario, cada uno en su domicilio.

Los jugadores de Álvaro Cervera se las apañan por su cuenta para intentar no perder la forma con las pautas indicadas por el preparador físico de la primera plantilla, Miguel Ángel Campos.

El estado de alarma decretado por el Gobierno para tratar de contener la pandemia, primero hasta el 29 marzo y prorrogado después hasta el 11 de abril, no hizo sino confirmar la gravedad de la situación.

La paralización del campeonato pasó de ser por un periodo de dos semanas a no tener fecha para la vuelta, con un escenario de incertidumbre prolongado en el tiempo que suponen un fuerte revés económico para los clubes. La aplicación de un ERTE gana enteros en los conjuntos que necesiten amortiguar el golpe. El Cádiz CF no se libra del problema económico y estudia cómo capear el temporal.

El coronavirus golpea a todo el deporte a nivel mundial. Las ligas de otros países también pararon y la UEFA suspendió la Eurocopa, una decisión que permite flexibilidad para ampliar el calendario. Por primera vez podría haber Liga en julio. La FIFA autoriza que los contratos que finalicen el 30 de junio se extienda el tiempo necesario para acabar la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios