SERGIO GONZÁLEZ | ENTREVISTA

"Estoy convencido que Cervera nos empuja porque él es cadista"

  • El 'director de orquesta' del Cádiz, feliz por la reacción de los suyos hasta salir del descenso

  • Sergio avisa que queda mucho por hacer y agradece el recibimiento que le brindaron

Sergio González posa para 'Diario de Cádiz' en el campo Ramón Blanco, en El Rosal.

Sergio González posa para 'Diario de Cádiz' en el campo Ramón Blanco, en El Rosal. / JULIO GONZÁLEZ

Sergio González, desde la distancia corta como entrenador del Cádiz CF. Cara a cara de Diario de Cádiz con el entrenador del equipo amarillo, con el técnico que protagoniza el relevo a un Álvaro Cervera al que elogia.

–¿Qué balance hace del periodo que lleva al frente del Cádiz?

–La verdad que, a bote pronto, muy contento. Lo he comentado muchas veces y es la verdad a pesar de ser repetitivo. La aceptación del grupo es lo más importante; a nosotros nos ha aceptado muy bien, han entendido el mensaje y la propuesta nuestra de la forma de entender el fútbol y nuestro estilo de juego, y lo cierto es que han sido como esponjas. Se han dedicado a escucharnos y a atendernos, y luego a ejecutarlo, que es lo más difícil en el mundo del fútbol. Estoy muy contento por como ha sido todo ese proceso personal y luego como se ha traducido en el campo de fútbol. El equipo ha secundado ese buen momento pero lo más difícil será mantenerlo.

–Doy por hecho que su estado de ánimo también es el más adecuado.

–Nuestra misión es estar siempre en el mejor tono. Teníamos una oportunidad muy importante y el Cádiz CF se interesó por nosotros, y es una situación privilegiada para nosotros porque es Primera División y una entidad como esta, que te llame, es muy importante. Nos hemos ido retroalimentando con los futbolistas, y eso hace que la ilusión esté perdurando y se encuentre más alta desde el momento del inicio porque ves que las cosas van saliendo y la situación va, paso a paso, hacia donde queremos encontrarnos. Muy completo en todos los aspectos a nivel personal y profesional.

–Si ahora mismo estuviera en el pellejo de Álvaro Cervera, ¿qué pensaría?

–Creo que Álvaro es un profesional como la copa de un pino y siempre lo he dicho; hemos llegado aquí con máximo respeto tanto a la entidad como al míster anterior. Él es una leyenda, aquí ha hecho historia y eso no se lo va a borrar nadie. Tiene que decirse y quedarse para la historia. Nosotros venimos aquí porque al final el fútbol son ciclos y ha dado lugar a que acabara su ciclo y empezar nosotros. No venimos a pelearnos con Álvaro; todo lo contrario. Venimos a generar nuestra propia historia, y a partir de ahí con el máximo respeto a Álvaro, pues desde el principio hemos intentado captar o dar continuidad a las cosas buenas que hizo, que son muchísimas, y luego meter los matices que nosotros interpretamos a partir de nuestra forma de ver el juego. Pero creo que debe estar muy orgulloso y satisfecho de lo que ha hecho aquí, y estoy convencido que nos está empujando porque él es cadista y estoy convencido que quiere que su equipo se salve. Y él formará parte de esa salvación.

"La aceptación del grupo es lo más importante; ha entendido el mensaje y nuestra propuesta"

–Cuando llegó al club, ¿temió por la dificultad del cambio de etapa después de tantos años?

–Temor, no. Sí es verdad que el proceso tiene un tiempo porque no puedes llegar aquí sin entender todo lo que ha generado el míster anterior; él ha generado una gran historia y es leyenda. A partir de ahí se respeta su sitio y no pretender sustituirle. Ojalá nos pase lo mismo y podamos llegar al momento que llegó Álvaro con el club, en el sentido de hacer una gran trayectoria. No hay temor, respeto máximo. Tenemos una oportunidad para nosotros y debemos aprovecharla para crecer de la mano del equipo.

El entrenador cadista sonríe en el transcurso de la entrevista. El entrenador cadista sonríe en el transcurso de la entrevista.

El entrenador cadista sonríe en el transcurso de la entrevista. / JULIO GONZÁLEZ

–¿Han captado en un 100% los futbolistas la línea de actuación del cuerpo técnico nuevo?

–El cien por cien es difícil siempre. Creo que estamos en un nivel y proceso alto de haber interpretado lo que es nuestra forma de entender el juego, nuestras directrices y el guión para este tramo final. Siempre se puede mejorar, pulir, matizar… El mundo del fútbol es tan amplio que siempre se puede mejorar. Pero sí es verdad que estamos muy contentos porque estamos viendo cosas del equipo que realmente queremos y luego los resultados lo van reforzando.

–¿Intuye una permanencia cara o barata?

–El tema de la permanencia es muy difícil. Es verdad que esta semana nos viene genial para respirar aire fresco y para ver las cosas que debemos gestionar mejor. Al final a nivel de puntos el año pasado fueron 36 y este año va a estar por ahí, 36, 37 ó 38. La línea más directa para conseguirla es sumar nosotros nuestros puntos; luego lo que pase alrededor y que pueda ayudar, perfecto; pero nuestro camino está claro cual debe ser.

"Llegamos con máximo respeto al míster anterior porque es una leyenda y aquí ha hecho historia"

–¿Qué es lo que más le ha sorprendido del equipo?

–Viéndolo desde fuera, la sensación era lo fuerte que era el Cádiz CF, como interpretaba el juego, como apretaba, como competía… Me quedo con la aceptación porque al final los entrenadores dependemos de que el futbolista interprete o quiera o entienda lo que quieres, pues a partir de ahí tienen capacidad para poder realizarlo porque son futbolistas de Primera División. Me quedo con el recibimiento que hemos tenido tanto de los futbolistas como del entorno de lo que forma el organigrama del club.

–Tuvo mucho que decir en casi todos los refuerzos invernales. ¿Está satisfecho?

–Al final son fichajes importantes siempre y cuando aciertes. La dirección deportiva y todos hemos estado muy afinados. Por nombres propios, Fede ya venía por Álvaro Cervera, aunque la gente me lo pone de mi etapa pero ya estaba firmado antes de que fuera entrenador. Rubén Alcaraz fue petición mía y así se lo manifesté al presi. A Idrissi lo conocía la dirección deportiva y nosotros también, y pensamos que podía ser diferencial en el uno contra uno, en el último pase donde se precisa más talento. Y el tema de Luis también fue una apuesta mía porque entendíamos que a nivel de centrales nos daba el perfil que buscábamos para meter mucha más competencia a ese puesto. Y Lucas Pérez era una operación a la que no se le puede decir que no; un futbolista contrastado, con experiencia, calidad y que ha demostrado en su carrera ese potencial que tiene. No está teniendo los minutos que quiere pero nos va a dar mucho.

–Se habla de un Cádiz ofensivo desde la llegada de Sergio pero, sin embargo, cuesta mucho hacerle goles…

–Nosotros intentamos que sea un Cádiz CF equilibrado. Es nuestro discurso. Un Cádiz fuerte defensivamente al que cueste hacer ocasiones de gol, que esté bien ordenado, que esté bien estructurado, que sea solidario en la faceta defensiva, que sus líneas estén bastante juntas para que no le hagan daño por dentro… Y en fase ofensiva, hay que tener la suficiente capacidad para llegar a la parte de arriba y tener esas tres, cuatro o cinco situaciones de gol por partido que te hagan poder ganar el encuentro. No considero que sea un Cádiz CF defensivo ni ofensivo, sino un Cádiz CF equilibrado y es la virtud que buscamos.

"Los fichajes son importantes si aciertas, y la dirección deportiva y todos hemos estado muy afinados"

–Ya está el equipo fuera de la zona de descenso. A partir de aquí, ¿cuáles son las claves para alcanzar la permanencia?

–No podemos aflojar. Debemos estar convencidos de que podemos hacerlo como se hizo ante un rival importante -Villarreal- y eso nos tiene que reforzar pero no nos puede parar. Al final si te paras, te pasan por encima. Necesitamos estar activados una vez que hemos demostrado lo capaces que somos. Sería un error pensar que está todo hecho. Queda un mundo. Hemos dado el primer pasito pero queda muchísimo. Esto nos tiene que reforzar para saber que somos capaces de hacer grandes partidos como el del otro día y que es lo más cercano para conseguir el objetivo de la salvación.

–Su buen amigo Moisés Arteaga dijo, cuando usted fue nombrado entrenador, que el Cádiz CF acertaba plenamente…

–Una alegría saber de él, era mi capitán en aquel Espanyol que conseguimos la Copa del Rey. Él lo dijo en la entrevista que yo le llamaba el Tacita porque tenemos muy buena relación; teníamos un grupo de veteranos que se encargaban mucho de los jóvenes, era el referente. Me produce una gran sonrisa y le mando un abrazo muy fuerte. Estoy agradecido por las palabras, pero al final es amigo y es lógico que diga cosas buenas, y las valoro mucho. Contento de escuchar su nombre porque me trae un recuerdo feliz.

El preparador catalán responde a las cuestiones. El preparador catalán responde a las cuestiones.

El preparador catalán responde a las cuestiones. / JULIO GONZÁLEZ

–¿Se vive tan bien en esta tierra como él le contaba cuando jugaban en el Espanyol?

–Digamos que el entrenador vive bien cuando los resultados van bien. La semana va marcada con lo que pase en el partido. Es cierto que tiene su encanto. He venido a Cádiz para jugar y no he venido de ocio ni de vacaciones. Es verdad que ahora mismo, viviendo en El Puerto de Santa María, estoy como un poco aislado de lo que es el ADN y la cercanía de la gente. Pero cuando voy por la calle la gente me lleva en volandas y me da su apoyo. Poco a poco ese trato me acerca más a la gente. Y ojalá mantengamos esa llama de alegría y felicidad porque será señal de que estamos haciendo bien las cosas y que el aficionados está orgulloso de su equipo.

"Álex es el capitán y entiende el Cádiz como su casa; siempre confío en la profesionalidad del futbolista"

–Quisiera preguntarle por Álex Fernández. Cuando usted llegó, dijo que su intención era recuperarle. ¿Lo ha logrado?

–Si miramos los últimos partidos, en los que no ha tenido tantos minutos, diríamos que no. Pero en los primeros partidos sí jugó más. Álex es un futbolista diferencial con el toque de balón, de muchos recursos y mucha calidad. Tiene que ser importante en el Cádiz CF como todos sus compañeros. Es acertar en el momento determinado para poder utilizarle, pero es verdad que es el capitán y entiende el Cádiz CF como su casa. Es un futbolista que nos tiene que dar mucho.

-¿Le preocupa el nivel de compromiso de aquellos jugadores que no tienen clara su continuidad en el club?

–A priori, no. Siempre confío en la profesionalidad del futbolista, que sabe que lo mejor que le puede pasar es que consigamos el objetivo de la salvación. Muchas veces en el fútbol, a principio o mitad de temporada el futbolista es más egoísta porque si no juega, quiere jugar. Pero en el tramo final, cuando el objetivo común y en mayúscula es la salvación, todos los futbolistas quieren ir hacia ella jueguen o no jueguen porque el beneficio será el colectivo, nunca el individual. Ahora mismo, todo el mundo está mucho más centrado en el objetivo de lograr la salvación que en las sumas personales de acabar contrato. Con la salvación, todo va de la mano y será más positivo.

-En breve viene el partido contra el Barcelona. Será una cita especial por su condición de 'periquito', ¿no?

–Bueno, al final está claro que esa rivalidad la hemos vivido desde pequeño, la hemos mamado, pero si le digo la verdad poco a poco se va al estar luego jugando en Coruña y también de entrenador en otros sitios; siempre tienes el matiz de que tus amigos te aprietan esa semana. Primero es el Valencia, un partido que tenemos súper difícil; Bordalás compite muy bien y ojalá repitamos el nivel porque significará que estamos cerca de poder puntuar o ganar en el campo del Valencia, que es difícil. Luego -continuaba- contra el Barça nos encontraremos y podrá meter un poco más la cizaña. De momento, pensando en el Valencia y a ver si llegamos a Barcelona con una sonrisa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios