Cádiz CF

Las claves del buen comienzo del Cádiz CF

  • El equipo de Cervera firma el mejor arranque de Liga desde su regreso a Segunda A

Salvi golpea el esférico ante Abraham durante el partido frente al Racing. Salvi golpea el esférico ante Abraham durante el partido frente al Racing.

Salvi golpea el esférico ante Abraham durante el partido frente al Racing.

Comentarios 0

"Tenemos claro a lo que jugamos". Álex Fernández exponía la claridad de ideas que exhibe el Cádiz CF sobre el tapete poco después de la agónica victoria en el terreno del Racing de Santander que él mismo certificó al transformar un penalti en el minuto 100.

Los hechos dan la razón al centrocampista. No es fácil ganar cuatro encuentros de manera consecutiva y los gaditanos son los únicos que lo consiguen en un arranque perfecto del campeonato.

Algunas de las claves del buen comienzo de temporada del Cádiz son las siguientes:

Aburrir al contrario

La prioridad en cada partido es la desactivación del juego del oponente, algo que está consiguiendo el Cádiz CF. Es harto complicado generarle ocasiones a un equipo que se afana en la destrucción hasta tal extremo que siempre hay al menos un jugador amarillo al acecho del contrario. El rival no encuentra espacios para horadar un entramado defensivo fabricado con material resistente.

El principio básico de que hay correr como mínimo lo mismo que el adversario se cumple a rajatabla. Todo es más fácil cuando hay frescura física. Cuatro kilómetros y medio más que los futbolistas del Racing hicieron los hombres de Álvaro Cervera sobre el césped del Sardinero. Álex Fernández fue el jugador que más corrió durante el partido con 11,79 kilómetros.

El funcionamiento del sistema

El 4-4-2 encaja como anillo al dedo en un equipo que empieza a hacer la vida imposible al rival desde la parte de arriba al dificultar la maniobrabilidad en la salida del balón. Todos los jugadores, los que estaban y los recién llegados, tienen interiorizado que las opciones de éxito pasan en buena medida por el desmantelamiento del plan ofensivo del contrincante y las transiciones rápidas para dar un golpe de efecto.

Puntería

Es el Cádiz CF más goleador en los cuatro inicios de temporada desde su esperado regreso a la categoría de plata. Nueve goles en cuatro jornadas sitúan la media en 2,25 tantos por partido. No hay equipo que haga más goles en los albores de la Liga. La artillería pesada conduce y mantiene al equipo en el pico más alto.

En la campaña 2016/17, los de Cervera atesoraban siete dianas en cuatro capítulos. En la 2017/18, cuando también ostentaba el liderato, el Cádiz CF acreditaba cinco pero el secreto entones radicaba en el cierre de la portería (un solo tanto en contra). En la 2018/19 sólo contaba tres goles en su casillero.

Más llegada al área

Los tantos no los marcan los delanteros. Nano Mesa es el único ariete que de momento ha logrado el objetivo (en la primera jornada). Chozo Lozano acaba de aterrizar y Caye Quintana aún no ha encontrado el premio gol a su trabajo. Pero además de los delanteros puros, hay jugadores que pisan el área con asiduidad, como Alberto Perea y Álex Fernández (cada uno con tres goles en su cuenta), Salvi, Iván Alejo (suyo fue el disparo junto a la portería que acabó en penalti en El Sardinero).

Mentalidad ganadora

Llegará el momento en el que deje de vencer, pero mientras el Cádiz CF disfruta del comienzo soñado con el que se convierte en la referencia de la Liga. El equipo sabe leer cada instante de cada partido y busca el triunfo. La ambición fue lo que le hizo transformar empates casi inevitables en victorias en el último suspiro. Es necesaria una dosis de fortuna, pero también hay que buscarla. Llegar al área del Mirandés cuando el reloj roza el minuto 89, empujar y conseguir un córner en el instante final frente al Extremadura, llegar con varios efectivos hasta la portería del Racing en pleno tiempo de prolongación… y acertar en el momento decisivo.

Jugadores en forma

Algunos futbolistas han empezado la temporada en plenitud física y también futbolística. Los casos de Salvi, Álex Fernández y Alberto Perea son los ejemplos más palpables. El trabajo en bloque es el camino más adecuado, pero además hay futbolistas que brillan con luz propia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios