Cádiz CF

La cláusula del miedo

  • Ninguno de los cedidos por el Cádiz jugará contra los amarillos en la segunda vuelta

Dani Romera, cedido al Rayo Majadahonda hasta final de temporada. Dani Romera, cedido al Rayo Majadahonda hasta final de temporada.

Dani Romera, cedido al Rayo Majadahonda hasta final de temporada. / Julio González

Una de las notas destacadas del mercado invernal recién finalizado –echó la baraja la noche del pasado 31 de enero tras una última semana frenética– es el elevado número de jugadores del Cádiz CF que han salido cedidos con destino a otros conjuntos de LaLiga 1|2|3.

De los cinco futbolistas que han dejado la nave a mitad de temporada, dos se han desvinculado del todo: Salvador Agra regresó al Benfica, su club de origen, antes de recalar en el Legia de Varsovia, y Carrillo pertenece al Córdoba después de ser traspasado, aunque la entidad cadista se guarda unos derechos económicos sobe un hipotético traspaso en el futuro.

Los otros tres futbolistas que han cruzado la puerta de salida en enero recorren un camino de ida y vuelta de cinco meses. Karim Azamoum, Dani Romera y Alberto Perea se van cedidos al Elche, Rayo Majadahonda y Extremadura, respectivamente, pero cuando la temporada llegue a sin fin deben retornar al Cádiz.

El franco-argelino y el almeriense tienen contrato con el club con sede en el estadio Carranza hasta el 30 de junio de 2021 y en el caso del albaceteño su vínculo laboral expira a mediados del año 2020.

Los tres buscan ahora los minutos que no han tenido y demostrar que pueden tener un sitio en el equipo amarillo. De hecho, Azamoum ya ha participado en tres partidos con el cuadro ilicitano –dos como integrante del once inicial– y en apenas un mes acumula más de la mitad de los minutos –144– de los que ha llegado a acreditar vestido de amarillo y azul –280–.

Hay otro jugador más, Aitor García, que es propiedad del Cádiz pero milita cedido en otra escuadra de Segunda División A. El onubense se ha movido a última hora -el mismo día 31- del Rayo Majadahonda al Sporting de Gijón.

Azamoum, Dani Romera, Alberto Perea y Aitor comparten una misma situación. Ninguno de ellos podrá enfrentarse al Cádiz durante lo que resta de temporada. La conocida como cláusula del miedo está incluida en el contrato de cesión de cada uno de ellos y para poder jugar ante los amarillos sus actuales clubes debería abonar una determinada cantidad de dinero.

Cuando los gaditanos visiten al Elche en la 29ª jornada, el medio francés tendrá que descansar, como lo hará el delantero en el capítulo 36º cuando los de Cervera se desplacen a Majadahonda, y también el mediapunta en la cita con el Extremadura en el Carranza en el penúltimo partido de Liga.

El onubense no podrá vestirse de corto en la visita de los amarillos a El Molinón en el duelo que clausurará el campeonato el fin de semana del 8-9 de junio. De hecho, Aitor no jugó contra el Cádiz en la primera vuelta cuando formada parte de la plantilla del Rayo Majadahonda.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios