Cadiz CF Abocado a una nueva pretemporada en pleno curso

  • El parón de la Liga, que va para largo, obliga a un reseteo antes de volver a competir

  • No ganar peso, una de las claves durante la suspensión de los entrenamientos

Varios jugadores del Cádiz en un entrenamiento.

Varios jugadores del Cádiz en un entrenamiento. / Julio González

El parón va para largo. Más de lo que se podía pensar en un principio. La grave crisis provocada por la expansión del coronavirus hace saltar por los aires la planificación no sólo del Cádiz CF, sino de todos los equipos que forman parte de la Segunda División A.

La Liga queda paralizada durante un par de meses (todo apunta a que podría haber fútbol de nuevo a mediados de mayo), los entrenamientos son suspendidos y el torneo, condicionado a la vuelta por las apreturas del calendario y el estado en el que se encuentre cada escuadra.

La preparación física queda quebrada por mucho empeño que cada uno ponga entre sus paredes. Es un plan de emergencia, aunque no el adecuado para la alta competición.

El interrogante es cuál será el equipo que saldrá mejor parado de todo esto. Las circunstancias son iguales para todos y el que se adapte al nuevo contexto tendrá más papeletas para cumplir sus objetivos en la recta final, cuando vuelva a rodar el esférico.

El reseteo de la competición abre el melón de la incertidumbre. ¿En qué estado volverá el equipo tras un largo periodo sin jugar?

Los futbolistas se las tienen que apañar para trabajar en solitario en sus domicilios. Unos, lo que disponen de amplitud de espacio, lo tienen más fácil que los que viven en un piso. La consecuencia inmediata de la obligada suspensión de los entrenamientos colectivos es que ya no pueden trabajar en igualdad de condiciones.

Por mucho que se cuiden los jugadores y cumplan a rajatabla las instrucciones recibidas por los especialistas, no es lo mismo desenvolverse en un reducido espacio de poco metros cuadrados que en la enorme superficie de El Rosal. La voluntad es máxima, pero se puede hacer más. La salud es la absolya prioridad.

La clave durante estos días de confinamiento en casa pasa por una doble vertiente: mantener el estado físico como mejor se pueda y tratar de no ganar peso. El Cádiz CF se ha acostumbrado a ganar partidos esta temporada pero ahora lo no puede es ganar peso.

Tan importantes son los ejercicios indicados por el preparador físico como el escrupuloso seguimiento del plan alimenticio preparado por el nutricionista. El control habitual que se ejerce en El Rosal para a ser autoncontrol del peso en casa.

El preparador físico del Cádiz CF, Miguel Ángel Campos, ha advertido del problema que se viene encima si el periodo de encierro de prolonga en el tiempo. Reina la coincidencia general de que habría que encajar una especie de pretemporada antes de volver a competir.

El mantenimiento individual de urgencia no es suficiente para afrontar el momento del regreso a la exigencia de la competición. Se agolparán los partidos (quizás dos cada semana) y el riesgo de lesión será mayor para los protagonistas.

¿Cuánto tiempo tendrán los futbolistas para entrenarse con los hábitos ortodoxos antes de retomar el pulso de la Liga? ¿Y los que está sufriendo el coronavirus, como es el caso del Elche en la categoría de plata?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios