Cádiz CF Momento delicado para Cervera

  • El club mantiene su confianza en el entrenador pese a las seis jornadas consecutivas sin ganar

Cervera, en un entrenamiento reciente en El Rosal. Cervera, en un entrenamiento reciente en El Rosal.

Cervera, en un entrenamiento reciente en El Rosal. / Julio González

El entrenador del Cádiz, Álvaro Cervera, vive uno de sus momentos más complicados en el banquillo. Los técnicos dependen de los resultados y el paso de las semanas sin un triunfo en el campeonato -un mes y medio de sequía- se empieza a convertir en un pesado lastre. Los amarillos se impusieron 1-0 al Almería en el duelo de la jornada inaugural y después acumulan seis partidos sin ganar -tres empates ante Numancia, Oviedo y Albacete, y otras tantas derrotas contra Mallorca, Alcorcón y Tenerife- que les conducen a la parte baja de la clasificación.

El varapalo sufrido en Tenerife, unido a las sensaciones nada buenas que ofreció el equipo, no hacen sino aumentar la preocupación, aunque el puesto de Cervera no corre peligro a día de hoy.

En el club hay una lógica inquietud generada la dinámica negativa, pero la confianza en el entrenador se mantiene intacta a la espera de los compromisos venideros, que adquieren mayor relevancia dada la situación. En el Cádiz consideran que hay tiempo de enderezar el rumbo, como en años anteriores de la mano del propio Cervera. Una victoria en casa el próximo domingo ante el Nastic de Tarragona devolvería la tranquilidad a todos los estamentos. Todo lo contrario sucedería en caso de derrota. Sería la tercera seguida y la presión iría en aumento.

No es la primera vez que Cervera se ve envuelto en una mala racha desde que se hizo cargo del conjunto amarillo. En el curso 2017/18, el equipo llegó a encadenar hasta ocho jornadas sin vencer -entre la quinta y la 12ª-, aunque entonces amortiguó el golpe gracias a un frenético comienzo en el que capturó tres victorias. Cuando más complicado lo tenía, el equipo resucitó con un valioso triunfo en Almería que supuso un cambio radical de tendencia.

El conjunto gaditano llegó a encadenar hasta ocho jornadas sin ganar la pasada temporada

En la campaña 2016/17, la de la vuelta a la división de plata, el equipo enlazó cinco encuentros sin ganar -del séptimo al undécimo- hasta caer a puestos de descenso antes de remontar el vuelo y meterse en la fase de ascenso a Primera.

El fútbol se mueve por rachas y el Cádiz se ha adentrado en una corriente desfavorable de la que trata de escapar lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios