Cádiz CF

Manuel Vizcaíno: "Iremos hasta el final para defender el suelo de Delphi"

  • El presidente del Cádiz CF aborda la actualidad del club en una entrevista

Manuel Vizcaíno.

Manuel Vizcaíno. / Julio González

El presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno, hace balance del curso, pone la mirada en el siguiente y aborda asuntos de actualidad en Diario de Cádiz.

—P: ¿Qué calificación le pone a la temporada que finaliza?

—R: La media sale aprobado pero poco más.

—¿Sólo un aprobado?

—Solamente un aprobado, sin exigencia no se va a ningún lado. Hay que ser con conscientes de que, aunque no somos el equipo de mayor capacidad económica, tenemos que mirar qué hemos hecho mal para habernos salvado en la última jornada.

—¿Qué conclusión saca de la temporada?

—La Primera División es muy complicada, estamos hablando de élite mundial, y tenemos que ir con todo lo que tenemos para conseguir el objetivo. Por méritos incluso teníamos que habernos salvado antes de la última jornada, pero lo que hicimos al principio de la temporada nos lastró hasta el punto de tener que salvarnos al final.

—¿En la última jornada de Liga, de quién se acordó cuando el Cádiz logró la salvación?

—Si miramos un poco más atrás, hubo un momento de duda tras la jornada que perdimos 3-0 con la Real Sociedad, el Granada ganó y el Mallorca empató. Pero después del partido contra el Real Madrid estaba convencido de que si ganábamos en la última jornada nos salvábamos.

Ante el Alavés, cuando acabó el partido, pasaron varios segundos hasta que terminó el del Granada, nos abrazamos allí y me fui corriendo para ver a los jugadores. No me acordé de nadie en especial, estaba convencido de que ganando nos salvábamos.

—¿El equipo tuvo suerte al final?

—No creo en la suerte, todo pasa porque tiene que pasar. Veníamos de hacer un trabajo brutal en la segunda vuelta. Teníamos que haber ganado en Mallorca o al menos empatado, teníamos que haber empatado en el campo del Atlético de Madrid, haberle ganado al Betis, al Athletic...

—¿Tardó mucho el club en prescindir de Cervera por los malos resultados del equipo? ¿Fue la decisión más difícil?

—No me resultó difícil, pero me dolió mucho. Desde que Cervera llegó al Cádiz sólo trabajé por él. Convertimos a un entrenador que no tenía una gran trayectoria en el fútbol profesional en el más importante por resultados de la historia del Cádiz. El club tuvo que ver mucho en eso. Intenté ayudarle hasta última hora como siempre hice para que no pasara lo que desde el partido contra el Rayo sabíamos que él quería que pasara.

Con él tiempo él se dará cuenta de lo importante que ha sido para él el Cádiz. El club, la afición, la ciudad... nosotros hemos contribuido a forjar la leyenda de Cervera.

—Pero al final terminan mal, en los juzgados.

—Cada uno sale de los sitios como quiere salir.

—¿Qué le pareció la aportación de Sergio González?

—Cambió el aire al vestuario. Jugadores que no aportaban nada resultó que eran buenos jugadores. Tomó las decisiones adecuadas en los momentos adecuados para dieran que el resultado que dio. El fútbol son los resultados y Sergio los ha dado.

—¿El empate en el estadio del Sevilla fue uno de los partidos más felices para usted?

—Contra el Sevilla siempre son partidos especiales para mí. En el campo se demostró que un equipo teóricamente menor que el Sevilla se comió el Sánchez-Pizjuán en todos los sentidos. El único que jugó ese partido fue el Cádiz. El punto no supo ni mejor ni peor que otros. En ese escenario me encantó la imagen que dio el equipo.

—Precisamente el partido contra el Sevilla, pero el disputado en Cádiz, se le criticó mucho por la numerosa presencia de aficionados sevillistas.

—Soy de Sevilla y algunos me la tienen guardada por eso. Es mentira que yo haya facilitado entradas por ser del Sevilla. Del Sevilla había 215 entradas de protocolo de intercambio de clubes y hasta 500 habilitadas para vender en Tribuna a precio especial porque sabíamos que podía venir mucha gente de fuera, más 400 y pico en Preferencia. Exactamente las mismas que contra el Betis, que vinieron mil y pico, sin embargo no hubo quejas de los que vinieron del Betis.

Del Sevilla vinieron los 215 de intercambio de protocolo más ciento y pico esas 500 entradas de Tribuna que se cortó la venta porque se cambiaron las restricciones y también se cerró la venta de las entradas de Preferencia. Fueron todos los abonados del Cádiz que quisieron ir. A los aficionados del Sevilla los pusimos juntos. En el minuto 55 el campo era un cementerio, marcó el Sevilla y se formó el lío. Cuando marcó el Betis gritaron mil aficionados visitantes y no pasó nada.

—Hay clubes que tienen que hacer ventas antes del 30 de junio para evitar o minimizar pérdidas. ¿Cuál es el caso del Cádiz CF?

—Nosotros no tenemos que hacer ventas para cuadrar números. Vamos a dar beneficios, de los pocos equipos que va a tenerlos, hay muchos clubes en estos últimos años que no han cuadrado sus números o tienen que hacer algo antes del 30 de junio.

—¿Cuántos beneficios va a tener el club?

—Pocos beneficios pero dadas las circunstancias los suficientes para mantenernos en esa élite de equipos que entendemos que estamos haciendo las cosas bien, sin falsa modestia. Hemos invertido en los dos últimos años más de 15 millones de euros en compra de jugadores, seguimos en Primera y no perdemos dinero, es una ‘rara avis’ hoy en día en el fútbol.

—¿Va tener el Cádiz la próxima temporada la mejor plantilla desde que subió a Primera?

—Yo escuché el año pasado al propio Cervera decir que era la mejor plantilla que había tenido nunca. Vamos a apretar los dientes entre todos para conseguir mejorar la plantilla. Si lo hacemos tendremos una plantilla muy importante de Primera División. En el Cádiz están hoy jugadores como Negredo, Lucas Pérez, Choco Lozano, Luis Hernández, Iván Alejo, Espino, Arzamendia, Fali… por nombrar a muchos de los que tenemos. Son jugadores contrastados. Tenemos una base muy sólida y lo que tenemos que hacer es que las incorporaciones nos hagan ser más competitivos.

—¿Va a conseguir el club aumentar el límite salarial para la plantilla?

—Va a haber menos dinero de televisión este año porque nos hemos clasificado peor y porque ha habido un recorte en general del propio mercado, todavía arrastramos parte del problema del covid, aunque la Liga española es de las mejores que ha salido de esa situación. Aun con ese recorte a ver si somos capaces de mantener el límite de la última temporada. Es muy importante que no arrastramos ningún tipo de déficit del año pasado y además estamos estudiando hacer una ampliación de capital para tener un margen suficiente para ese salto que necesitamos.

—¿Una ampliación a corto plazo?

—No tiene por qué ser a corto plazo, lo que sí tiene que ser a corto plazo son las garantías de que se va a hacer para poder usarla en el límite salarial. Rafael Contreras, Ben Harburg y yo queremos seguir creciendo juntos. No se trata de ganar más peso en el accionariado sino de aportar capital.

—¿Debe mejorar el Cádiz en el mercado de verano respecto al de hace un año?

—Si miramos los resultados diría que sí. El año pasado apostamos por inversiones que creo que darán sus frutos pero que no dieron el rendimiento inmediato que se esperaba. Jugadores por ejemplo como Alarcón, que fue de más a menos y tiene un futuro muy prometedor.

Me gustaría por el resultado acercarme más al mercado que tuvimos en invierno que al de verano. En cualquier caso hay que seguir mezclando veteranía y apuestas con vistas al futuro. Para crecer tenemos que vender jugadores, es la mejor manera de que ese crecimiento se consolide en el club.

—¿Ha recibido el club oferta por algún jugador?

—Llegan ofertas por jugadores pero ni de lejos se acercan a lo que queremos. No vamos a regalar a ningún jugador ni a mermar al equipo por una venta. Lo que sí haremos es que si llega una oferta por un precio adecuado y las condiciones te obligan ese dinero hay que aprovecharlo para mejorar la plantilla.

—¿Cuál es la cláusula de rescisión de Espino?

—Es de 20 millones de euros. Pero él tiene un condicionante para salir de 7 millones que al estar en el último año de contrato nos pondría en una situación complicada.

—¿Cuál es la situación con Akapo?

—Estuvimos hablando con él y dada la situación del mercado estamos estudiamos otras posibilidades además de la de Akapo. No significa que no se vaya a quedar. Entendemos que él también se busque la vida. Está el condicionante económico y la idea de cambiar caras y mejorar la plantilla como filosofía general.

—¿El Cádiz dejará salir a jugadores que no quieran estar, como puede ser el caso de Arzamendia?

—Eso es un relato de cada verano. Entiendo que él busque lo suyo, pero nosotros invertimos dinero en él y Arzamendia se va a quedar. Tiene potencial sobrado. Todos los veranos hay que jugadores que entienden que tienen que salir y no han salido y después han dado un buen rendimiento.

—¿Ha traído al Cádiz a Borja Lasso por amistad o por capacidad?

—Le conozco desde niño y tiene un potencial brutal como lo que se le ha fichado. Es una persona formada, futbolista, abierto a lo nuevo que viene, con una enorme capacidad de trabajo. Monchi cuando llegó al Sevilla tenía la misma experiencia que hoy tiene Borja Lasso. Me gusta tener gente que yo la pueda formar y la podamos hacer desde cero, es una buena forma de crecer.

—¿Por qué la dirección deportiva ha pasado de tener dos responsables a uno?

—Antes había dos personas en la dirección deportiva y ahora hay cuatro. Sigue siendo un órgano colegiado. El máximo responsable sigo siendo yo. Le hemos dado tanta importancia a la cantera que una de las puntas de lanza que es Enrique queremos que cuide mucho no sólo la filosofía del Cádiz B sino la llegada al primer equipo. Enrique sigue pintando en el primer equipo como antes pero ahora tiene que tener mucho de su tiempo dedicado a que jugadores del Cádiz B lleguen al primer equipo.

—¿Va a cambiar de patrocinador en la camiseta? ¿Le debe dinero Bitci al Cádiz CF?

—Seguro que no sigue. Le debe dinero al Cádiz, a la Federación, al Alavés, al Espanyol, al Celta... Estamos buscando un nuevo patrocinador y una posibilidad avanzada es la de una firma cervecera.

—¿No puede ser cansino que el Trofeo Carranza vuelva a ser un partido contra el Atlético de Madrid?

—El año pasado vino el campeón de Liga y este año viene un equipo de Champions. Más allá de que el Atlético nunca cansa a nadie por el gran equipo que es, no podemos olvidar que viene gratis y ya venía cuando estábamos en Segunda B. Ellos están tan ilusionados con el Trofeo y nosotros con que vengan que blanco y en botella.

—¿Le ha llegado el malestar por el precio de los abonos?

—Hemos palpado cierto malestar, pero la política del club es la misma desde que llegamos. Puede haber algunos casos particulares en los que la gente pueda tener razón, pero los precios son razonables. La única forma que tengo de medir no la fidelidad absoluta, pero sí la de la gente que estaba en Segunda B es lo que hacemos ahora.

Creemos que tenemos que seguir premiando a los abonados que vienen de Segunda B y creemos en los de Segunda hasta el punto de que pagan casi la mitad de lo que tienen que pagar los nuevos.

Este año una abonado de Segunda B paga en los Fondos 90 euros y los de Segunda 240, lo mismo que el año pasado pagó 120 y 120 del primer año en Primera sin poder ir al estadio. Esos 240 euros divididos entre 20 partidos, si se añade alguno de Copa o el Trofeo, suponen 12 euros por partido. El abonado de Segunda paga un 47% menos que el nuevo. El abonado de Segunda paga barato y el de Segunda B más barato. Unos y otros forman la gran mayoría.

—Viene cargado de cifras...

—En la temporada 2009/10, en Segunda, el abonado pagaba 184 euros por Fondo, estamos hablando de hace 12 años y en Segunda. En la 2005/06, en Primera, un abonado de Fondo pagaba hace 16 años 215 euros, que con el IPC serían muchos más de los 240 que pagan ahora los de Segunda.

Tenemos muy claro que hay que cuidar a los niños, que no paguen más que los padres, eso es algo sagrado.Los abonados nuevos sí tienen tarifas más altas. Tenemos pocos abonos a la venta, tienen que pagar más, es de cajón. Los nuevos abonos son caros, queremos que sea así.

—Y luego está la activación del carné en cada partido, que puede ser una incomodidad y una dificultad para algunos.

—Por un lado obedece a motivos de seguridad y precisamente todo lo relacionado con la seguridad irá deparando nuevas medidas. Además, queremos tener el campo lleno y hay partidos a los que faltan 3.000 o 4.000 personas y eso es mucha gente, queremos incentivar que los abonados puedan comprar asientos libres en su zona. A los abonados con dificultades para el acceso o el uso de la tecnología se les está ayudando en lo que necesiten. Pueden ir al estadio y se les está llamando por teléfono.

—¿Se plantea alguna modificación en los abonos si no ahora en el futuro?

—El próximo año nos moveremos con la idea de que se premien los años de antigüedad. Se aplicará por tramos para que no sólo sean los de Segunda B. No será lo mismo el que lleva 25 años, el que lleva diez o cinco, por ejemplo. Seguiremos premiando la fidelidad y también miraremos los años de antigüedad. Eso significa que si este año alguien paga más porque es nuevo, cuando pasen cinco años y se fidelice al club pagará menos por el carné.

—¿El Cádiz sigue queriendo comprar el estadio o apuesta por construir uno nuevo?

—El ideal nuestro es hacer un estadio nuevo y como alternativa mejorar el que tenemos. Hemos planteado dentro de la ciudad a ver si había alguna posibilidad de hacer un estadio. Somos de las entidades que más beneficios aporta a la ciudad como empresa y parece que si el Cádiz quiere otra ubicación es algo tabú no sé por qué, cuando hemos creado entre directos en indirectos cerca de mil puestos de trabajo desde que hemos llegado.

Aportamos más de 100 millones de euros al año a la ciudad de Cádiz y al entorno. Que el Cádiz esté en Primera es bueno para todos y en cambio que se plantee una alternativa en la ciudad es tabú. Dicen que si estos del fútbol, pero estos del fútbol somos los únicos que generamos empleo y riqueza.

Buscamos alternativas y que nos ayuden y una de las posibilidades era comprar el estadio y mejorarlo para rentabilizar 300 días al año unas instalaciones que están vacías. Lo ha hecho el Real Madrid y son los más listos del mundo pero si el que lo plantea es el Cádiz es que queremos especular no sé con qué.Lo que queremos es crecer. Todo lo que el Cádiz crezca económicamente supone más límite salarial y mejores jugadores.

—Entonces la compra del estadio es la única opción. ¿Cómo va el asunto?

—La única vía que el Ayuntamiento pone encima de la mesa es comprar el estadio. En eso estamos. No sentamos en su día, se pararon las conversaciones y esperemos que las retomemos. También tuvimos negociaciones con la Zona Franca para comprar locales y también se han parado. Quizás el que intenten utilizar al club políticamente hace que se paralicen cosas. El club no va a entrar ni va a permitir que sea utilizado en cuestiones políticas.

—Por lo que cuenta parece que se va a alargar la posibilidad de comprar el estadio.

—Esto va para largo de lo que cada uno quiera. Nosotros estamos en modo inversión, tenemos el dinero y queremos crecer, para eso estamos en el plan Impulso.

—¿Cuánto dinero está dispuesto a pagar el club por la compra del estadio?

—No es una pregunta para mí. El otro día dijeron en el Ayuntamiento cuánto les costó. Tenemos que sentarnos, ver qué tenemos, qué potencial de crecimiento tenemos y ponernos de acuerdo.

—¿Está de acuerdo con quién opine que el puerto de Cádiz sólo puede crecer por los terrenos de Delphi y el Cádiz puede hacerlo en otro suelo?

—Para nada. Como entidad privada hemos visto una oportunidad de inversión, hemos ido a una subasta y hemos comprado los terrenos de Delphi. Tenemos dinero en el bolsillo para que mañana nuestro proyecto sea realidad. La alternativa que hay a eso es algo para 2030 o más adelante y para una actividad que es legal pero no salubre junto a poblaciones donde viven personas.

No es verdad que el puerto pueda utilizar sólo ese terreno porque hay otros que quizás están más habilitados para esas actividades no salubres.

La única posibilidad de que esos terrenos lleguen a ser del puerto de Cádiz alguna vez es para la actividad de graneles. Quiero felicitar al alcalde de Cádiz por haber cambiado de postura porque la única actividad que propone el puerto es para actividad de graneles, es lo que viene en la orden ministerial.

Hemos pagado el terreno, tenemos proyecto, tenemos dinero para hacerlo mañana para crear empleo en la Bahía, crear una industria blanca, hemos limpiado y ha dejado de ser una pocilga, todo el mundo entraba para desmantelar durante 15 años unas instalaciones que costaron una fortuna. Si alguien tiene una alternativa a nuestro proyecto que lo diga, nosotros hemos tendido la mano a todo el mundo para sentarnos. Seguimos con la mano tendida a todas las administraciones. Aquello es un pulmón para la Bahía de Cádiz necesario para que empiece ya. Vamos a defender lo nuestro.

—Pero ustedes sabían que ese suelo estaba en proceso para ser expropiado.

—Sabíamos que había un proceso para una actividad y nosotros hemos visto una oportunidad para hacer otra cosa y nos sentamos con quien haya que sentarse para hablar de ello.

—Si este asunto se prolonga durante años en los tribunales, ¿no se verá frenado el crecimiento del Cádiz por el que usted apuesta?

—En todo caso habremos hecho una inversión y tendremos que crecer por otro lado. La posición la vamos a defender hasta el final. Lo que proponemos es riqueza para todos, puestos de trabajo.

—Hay quien puede sostener que, sabiendo la situación de los terrenos, su compra puede tener un ánimo especulativo.

—En ningún caso hemos comprado los terrenos para que nos lo expropien. Es más, yo diría que ese suelo no va a ser expropiado. Creemos que es el mejor suelo que hay en la Bahía para el crecimiento del club, de la Bahía y de la provincia con riqueza y puestos de trabajo. ¿Es incompatible con el proyecto del puerto? No, lo que sí es incompatible es lo que recoge la orden ministerial. Por esa orden, lo único que puede hacer la Autoridad Portuaria son graneles, no otra cosa. Esa orden es sólo para graneles a partir del año 2030 si ha colmatado el puerto todo el suelo que tiene alrededor. Si no va a poner graneles tiene que empezar de nuevo el proceso.

—¿Han pedido o van a pedir una reunión con la Autoridad Portuaria?

—Somos los dueños del terreno y estamos dispuestos a sentarnos con todo el mundo. No hemos pedido una reunión y a nosotros tampoco nos la han pedido. Los dueños somos nosotros. Nos sentamos con quien sea necesario para mañana empezar a desarrollar el proyecto.

Tenemos un dinero que tiene que hacernos crecer para ingresar más, tener más límite salarial para la plantilla, tener mejores jugadores y conseguir mejores resultados. Ese es nuestro plan. Lo están haciendo otros clubes.

Si mañana hay una propuesta para los terrenos mejor que la del Cádiz para empezar ya un proyecto de creación de puesto de trabajo, el club sin ganar un euro se echará a un lado.

—Va a cumplir ocho años en la presidencia del Cádiz. ¿En qué momento se encuentra?

—Es un momento feliz porque estamos en Primera División, porque tenemos proyectos importantes encima de la mesa, porque veo la oportunidad histórica de dejar de ser un equipo de Segunda División y ser un club de Primera, es una oportunidad que veo y vamos a luchar por ello. Estoy ilusionado como un niño pequeño por lo que tenemos entre manos.

Tenemos la oportunidad histórica de convertirnos de verdad en un club de Primera División que es lo que se echa en falta.

Hubo una vez que se amagó con ello con Irigoyen, cuando el club estuvo ocho temporadas seguidas en Primera. Fue la vez que estuvo más cerca. Por cierto, Irigoyen fue defenestrado en su época de presidente.

El club se está acordando de sus presidentes, ha puesto nombres de puertas del estadio los jugadores antiguos, el fomento de las peñas, que hay más de cien, el fomento de la actividad de los veteranos, la Fundación… El Cádiz  va a cumplir 112 años y el éxito de un equipo se mide por los años en Primera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios