Cádiz CF

El Cádiz CF da por cerrado el mercado tras no lograr la cesión del central Fazio

  • Salvo una operación de última hora, no habrá más movimientos tras la llegada de Saponjic y Sobrino

Fazio cabecea el balón en un partido de la Roma. Fazio cabecea el balón en un partido de la Roma.

Fazio cabecea el balón en un partido de la Roma. / Efe

El Cádiz CF centró sus esfuerzos el último día del mercado invernal en la búsqueda de un defensa central. Fue una carrera contra el reloj. El club manejaba varias opciones a lo largo del mes de enero pero algunas se fueron cayendo, como la de Jorge Meré, una opción muy complicada que no terminó de prosperar.

Surgió una oportunidad con la posibilidad de Federico Fazio, sin minutos este curso en la Roma. Pero tampoco. El club abordó la incorporación del ex sevillista a través de una cesión y cuando todo estaba cerrado, incluido un acuerdo con la Roma, el jugador dio marcha atrás en el último instante.

El Cádiz CF no encontró lo que pretendía, que era un jugador que subiese el nivel y al final decidió no decantarse por otras opciones que tenía sobre la mesa. Salvo una operación relámpago de última hora, da por cerrado el mercado. Considera que con los tres zagueros del eje más Fali la zona está cubierta y entiende que cuando José Mari esté recuperado (quizás esté listo en febrero) el valenciano podrá ayudar a la defensa como hacía antes de que el roteño cayese lesionado.

El que no terminó de aterrizar fue el futbolista con velocidad que pedía el entrenador, Álvaro Cervera, para disponer de más rapidez en ataque. Con esa carencia deberá tirar el técnico hasta el desenlace del campeonato.

El mercado invernal se ha caracterizado en general por su rigidez. Pocos movimientos en los clubes salvo el esperado tirón de última hora.

El Cádiz CF clausura el periodo de inscripciones con más bajas que altas. Cuatro salidas y dos entradas, y con una licencia profesional vacante que no descarta cubrir si encuentra un jugador libre que sea interesante. El preparador cadista dispone de 24 jugadores, con mayoría del plantel de Segunda A del pasado curso. El técnico cuenta también con Marc Baró.

Se marcharon Bobby Adekanye, Álvaro Giménez, Nano Mesa y Yann Bodiger. El último en salir fue el francés, que rescindió su contrato (caducaba el próximo 30 de junio) el mismo 1 de febrero después de varios días de duras negociaciones entre las dos partes. Una vez libre, firmó por el Castellón.

Álvaro Giménez y Nano Mesa salieron cedidos (el club así lo anunció de manera oficial el pasado domingo) al Mallorca y la Unión Deportiva Logroñés hasta final de temporada (las dos escuadras de la categoría de plata).

Bobby regresó al Lazio (de allí a un conjunto holandés) tras la ruptura del contrato de cesión. El atacante no ocupaba una ficha profesional pero disponía de pocos minutos y cada partido que pasaba sin jugar (salvo por lesión) suponía una penalización económica para el Cádiz CF.

El último día recibió la entidad cadista una oferta por Iván Alejo procedente de un equipo de Segunda A, pero el jugador no quería baja una división y optó por quedarse. Si se hubiese marchado, el club hubiese apretado el acelerador por Gonzalo Plata.

Llegaron cedidos los delanteros Ivan Saponjic y Rubén Sobrino. El serbio procede del Atlético de Madrid y el manchego del Valencia. La única línea que apuntalado el club es la delantera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios