Cádiz CF Alineaciones probables del Málaga-Cádiz CF

  • El equipo amarillo visita como líder a un rival del que no se fía, pese a las bajas y su situación, en un ambiente que se presume adverso tras no ser aplazado el partido

Alineaciones probables del Málaga-Cádiz CF Alineaciones probables del Málaga-Cádiz CF

Alineaciones probables del Málaga-Cádiz CF

El Cádiz visita este sábado al Málaga en un partido que a priori se presentaba complicado pero que para colmo se ha enrarecido por lo acontecido durante toda la semana. El club costasoleño pidió el aplazamiento por falta de efectivos, ya que acude muy justo por culpa de las convocatorias de las selecciones, las lesiones y las sanciones, y finalmente el Comité de Competición ha desatendido su petición, al entender que no se trata de la excepción contemplada en la norma general del reglamento, dando la razón con ello a la entidad que preside Manuel Vizcaíno, que desde el primer momento se opuso al aplazamiento con argumentos de peso. Porque, en efecto, los amarillos tuvieron que afrontar los dos últimos partidos del pasado curso, cuando se jugaban el billete para el play-off, sin Darwin Machís y Manu Vallejo, sus máximos goleadores en esos instantes, porque estaban citados con Venezuela y la sub’21, respectivamente.

Así las cosas, La Rosaleda aguarda con más espinas que nunca. El clima adverso de la grada, habitual en estos derbis, se recrudecerá sin duda de forma notable. Sin embargo, como bien dijo Milosevic a sus pupilos antes del pitido inicial del inolvidable partido del ascenso en Elche, en 1981, la afición, por mucho que grite, no mueve el balón.

Al margen de las circunstancias extradeportivas que de algún modo marcan el choque, el titular de la Tacita de Plata afronta el desplazamiento con la moral por las nubes. No es para menos. De hecho, marcha líder con una para muchos inesperada solvencia después de haber sumado 25 de los 30 puntos disputados, y con tres victorias consecutivas logradas frente a contrincantes de la talla de Almería, Huesca y Zaragoza. Los hombres de Álvaro Cervera vienen mostrando una imagen de bloque sólido, compacto, apenas sin fisuras en defensa, y encima rápido en las transiciones y efectivo, muy efectivo, en las ocasiones que genera.

Ahora bien, aunque hay motivos más que suficientes para que el optimismo se haya instalado entre los incondicionales cadistas, no parece menos cierto que, como bien recordó este viernes el técnico en la rueda de prensa celebrada en El Rosal, el exceso de confianza nunca es un buen compañero de viaje.

En este sentido, cabe señalar que mal harían los futbolistas del Cádiz en fiarse por la mala situación clasificatoria de su rival, que ocupa ahora mismo la 19ª posición, la primera plaza de descenso a Segunda B, que sólo ha ganado un compromiso liguero, al Racing de Santander en el estreno, y que viene sembrando dudas jornada tras jornada.

La realidad, como también se encargó de destacar Cervera, no es otra que el Málaga, a pesar de las bajas con las que encara el duelo, posee potencial de sobra para batir a cualquier escuadra de la categoría, máxime jugando al abrigo de los suyos y espoleado por todo lo que ha pasado.

La realidad, igualmente, es que el Cádiz deja de ser el Cádiz cuando deja de hacer lo que mejor sabe hacer, cuando se cree lo que no debe creerse, cuando, en suma, vende la piel del oso antes de cazarlo. Porque, encima, resulta que en esta salida causa baja un hombre fundamental en los esquemas del conjunto amarillo, un puntal de la zona ancha que a buen seguro se echará en falta. Garrido no es un jugador cualquiera. Los datos dicen que el equipo es mejor cuando él está sobre el césped. Y, más allá de las apreciaciones u opiniones subjetivas de cada cual, que las hay, los datos son elementos de juicio objetivos ante los que difícilmente puedan oponerse argumentos consistentes.

En todo caso, lo que es seguro es que el once cadista en La Rosaleda será obligatoriamente diferente al que saltó a La Romareda para terminar desarbolando al Zaragoza hasta conquistar los tres puntos. El cambio obligado en el centro del campo modificará la alineación sí o sí, en principio sólo con un cambio, salvo que el entrenador decida variar más piezas en la búsqueda de soluciones para hacer frente al contratiempo.

A este respecto, el once del Cádiz en Málaga podría incluir la presencia de Bodiger como compañero de José Mari en el doble pivote, si bien tampoco se puede descartar que el elegido para tal función sea Edu Ramos, algo falto de ritmo, eso sí, después de los problemas físicos que ha arrastrado desde el comienzo de campaña. Así pues, la alineación podría estar integrada por Alberto Cifuentes en la portería, Iza, Fali, Cala y Espino en la defensa, José Mari y Bodiger como doble pivote, Salvi y Alberto Perea en los costados, Álex como falso mediapunta y Choco Lozano como delantero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios