La llegada del Juan Sebastián de Elcano, marcada por el coronavirus El comandante del 'Elcano': "Seguimos preparando la vuelta al mundo con entusiasmo, pero lo que tenga que ser, será"

  • El buque escuela de la Armada llega este jueves a su base en La Carraca sin pasar por Cádiz por las medidas del coronavirus

  • La dotación, donde no constan contagios, llevará a cabo el confinamiento en sus domicilios y cuando se pueda se irá retomando la actividad para preparase para el próximo viaje

El 'Elcano', en una imagen en su salida de Cádiz en noviembre. El 'Elcano', en una imagen en su salida de Cádiz en noviembre.

El 'Elcano', en una imagen en su salida de Cádiz en noviembre. / Julio González

El Juan Sebastián de Elcano se quedará esta vez sin recibimiento en el muelle de la ciudad de Cádiz. El buque escuela de la Armada finaliza este jueves su XCII Crucero de instrucción pero llegará directamente a su base de La Carraca (al mediodía) sin parar en la capital gaditana por las medidas por el COVID-19. El segundo jefe del Arsenal de Cádiz, el contralmirante Juan A. Cornago Diufain, dará la bienvenida a un buque cuya dotación, donde no constan contagios, seguirá con normalidad las medidas de confinamiento.

Así lo explica su comandante, Santiago de Colsa Trueba, que hace balance del viaje que acaba y espera la difícil situación mundial por el coronavirus no cambie los planes de la próxima vuelta al mundo. "Pero lo que tenga que ser, será", apunta.

-¿Qué sensación tiene a punto de finalizar el crucero? 

-La sensación que tengo es de serenidad y tranquilidad, ya que creo que la dotación del buque ha cumplido con la tarea encomendada, que básicamente era contribuir a la formación integral de los guardiamarinas, que son los futuros oficiales de la Armada, y representar a España en los países visitados.

El comandante del 'Juan Sebastián de Elcano', Santiago de Colsa. El comandante del 'Juan Sebastián de Elcano', Santiago de Colsa.

El comandante del 'Juan Sebastián de Elcano', Santiago de Colsa. / Jesús Marín

-¿Con qué escala, momento, se queda?

-Todas las escalas han sido estupendas, y en todas hemos sentido el aprecio de nuestros anfitriones. Si tuviera que destacar alguna me quedaría con Río de Janeiro y Montevideo. En ambas ciudades tuvimos una intensa agenda institucional vinculada a la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, que es la mayor gesta de la historia marítima del mundo y que fue realizada por una expedición española.

A bordo del buque se firmó la adhesión de las Universidades Estatal y Federal de Río de Janeiro y de Montevideo a la Cátedra Internacional de la Universidad CEU-San Pablo con motivo del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, completándose con un encuentro entre guardiamarinas y jóvenes universitarios que ofreció una oportunidad inmejorable para destacar los valores que impulsaron a los expedicionarios hace 500 años en su afán de aventura, conocimiento y descubrimiento, y cómo estos valores podrían ser validos actualmente para dar respuesta a los desafíos que tiene planteados la humanidad en el siglo XXI.

-Por el contrario, ¿cuáles han sido los momentos más duros?

-Sin lugar a dudas la trágica muerte en accidente de tráfico de un marinero de la dotación dos días antes de salir a la mar desde Cádiz. La mar y la milicia nos han enseñado que la dotación de un buque de la Armada es una unidad indivisible. Somos 230 hombres y mujeres conviviendo en un espacio reducido durante largos periodos de tiempo, en donde la convivencia se sustenta en una relación de confianza mutua muy estrecha hasta convertirse en compañerismo. En este contexto, la falta de uno de nuestro equipo nos afecta anímicamente, pero también su eterno recuerdo nos estimula para hacer nuestro trabajo de la mejor manera posible.

-La ultima parte del trayecto, como en toda España, ha estado marcada por el coronavirus, ¿ en qué afectó está situación a la vida del barco desde entonces?

-La situación a bordo del buque es de total normalidad al no haber tenido contagios. Naturalmente, la dotación no es ajena a la difícil situación que está viviendo España, lo que crea una lógica preocupación. Por ello, el buque no ha necesitado cambiar sus planes. Estamos ejecutando el XCII crucero de instrucción que comenzó el pasado 3 de noviembre en Cádiz y finalizará este jueves tal y como se había planeado inicialmente. El impacto quedó limitado a escala del buque en Miami que fue atípica, ya que todos los actos institucionales fueron cancelados debido a las medidas adoptadas por las autoridades, tanto norteamericanas como de la Armada Española, para prevenir la expansión del coronavirus. En consecuencia, la escala en Miami, tal y como estaba planteada, dejó de tener sentido, y se convirtió en una escala técnica encaminada a atender las necesidades logísticas, tales como relleno de combustible o embarque de víveres. Por ello, el buque acortó su estancia en Miami y salió a la mar antes de lo previsto, lo que nos ha permitido disponer de tres días adicionales para la formación de los guardiamarinas en la mar.

-¿Trastocará los planes futuros próximos del buque escuela? El próximo viaje sería la vuelta al mundo en agosto.

-El buque tiene ya definido el próximo crucero de instrucción que supondrá dar la vuelta al mundo comenzando el próximo 8 de agosto en Cádiz con una duración de 12 meses y medio. Ahora bien, no se nos escapa que la situación mundial en estos momentos es extraordinariamente difícil, incierta y cambiante. En este contexto, no me cabe duda que las autoridades de la Armada en el momento oportuno tomarán la decisión más conveniente. Lo que sí puedo garantizarle es que el proceso de decisión estará lleno de sentido común, rigor y siempre buscando la eficiencia y el mejor servicio a España y a los españoles.

De momento, a bordo del buque, seguimos preparando esta vuelta al mundo con mucho entusiasmo. Pero lo que tenga que ser, será y no supondrá ningún inconveniente para nosotros porque la mar enseña al marino a ser flexible, tener amplitud de miras y a adaptarse a las circunstancias cambiantes. Por lo que asumimos los cambios con absoluta serenidad.

-Una vez llegados a La Carraca, ¿cómo continúa el día a día de la dotación?

-Al llegar a nuestra base de La Carraca, la dotación llevará a cabo el confinamiento en sus domicilios en el nivel establecido por las autoridades. El único personal que habrá a bordo será el de guardia.Cuando se pueda se irá recuperando la actividad normal a bordo, en donde tendremos que compaginar el alistamiento del buque para el próximo crucero de instrucción con el descanso reglamentario al que tiene derecho la dotación después de haber estado casi 6 meses desplegados fuera del territorio nacional.

"Hemos puesto enfásis en transmitir la españolidad de la gesta de la primera vuelta al mundo"

Aunque la próxima vuelta al mundo de Elcano será el momento más destacado a bordo del buque escuela de la celebración de la gesta de la primera circunnavegación a la tierra ya ha estado muy presente en este viaje.

"Durante el crucero de instrucción se visitaron los puertos atlánticos de la expedición Magallanes-Elcano de Río de Janeiro y el estuario del Río de la Plata en fechas coincidentes con el 500 aniversario de las escalas de la expedición.  En muchas de las ciudades visitadas, los guardiamarinas impartieron conferencias sobre la Primera Vuelta al Mundo. Además, se organizaron regatas de veleros en homenaje a la expedición con el nombre de Juan Sebastián de Elcano.  Asimismo, en todos los encuentros con la prensa, recepciones y ceremonias de Juras de Bandera se hizo especial énfasis en transmitir la españolidad de la gesta y su transcendencia como primer movimiento de globalización" explica el comandante.

Además, "en la mayoría de los puertos y siempre que la situación y condiciones meteorológicas lo permitieron, se instaló en el muelle de atraque la exposición itinerante sobre la Primera Circunnavegación". "Los visitantes que acudieron al buque pasaban al embarcar o desembarcar por la exposición y se mostraron en general muy interesados", comenta de Colsa.

El buque navegó por aguas del Caribe, recorriendo más de 18000 millas náuticas y visitando 9 puertos en 7 países diferentes. También tuvo la oportunidad de fondear por primera vez en sus 93 años de historia en las inmediaciones de La Graciosa con motivo de su nombramiento como la octava isla del archipiélago canario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios