Carnaval de Cádiz El “no improvisen” de Martínez Ares resume el sentir de muchos autores de peso

“Me alegra que por primera vez se dignifique nuestra fiesta con esta entrega de premios, pero le pido a los organizadores del Concurso que no improvisen, que esto es más grande que todos nosotros”. De esta forma se expresó Antonio Martínez Ares ante el público el martes en la gala de entrega de premios tras recoger en las tablas del Falla su trofeo de primer premio de comparsas. Y esta reflexión resume el sentir de muchos autores y directores de agrupaciones punteras, que se han manifestado a través de entrevistas en las páginas de este medio para el 'Diario del Carnaval' para cambiar el modelo organizativo o simplemente buscar una solución a la tediosa fase clasificatoria.

Si Juan Carlos Aragón opinaba que “siendo un Concurso municipal el Ayuntamiento debiera tomar el control. Si no de una forma dictatorial, sí al menos con alguna fórmula para que pudiese intervenir cuando el sentido común no fuese el que presidiese las decisiones más importantes”, David Márquez ‘Carapapa’ estimaba que el Concurso “lo tendría que organizar exclusivamente el Ayuntamiento y que el Patronato fuera algo consultivo para hacer un certamen más atractivo, además de “ponérselo difícil a las malísimas”. El autor de ‘El marqués de Cádiz’ iba a más declarando que haría “una criba dura, chunga, dura, desagradable, fea, sin público, para que el que quiera venir del quinto pino simplemente porque le hace ilusión cantar en el Falla se lo tenga que pensar”.

Mientras Ángel Gago manifestaba que “o bien haría una preselección aparte o bien dejaría reservada plazas a los semifinalistas del año anterior”, el Selu apuntaba que “hay que quitar el efecto llamada que el Falla produce en la gente. Yo haría la preselección fuera del Falla, me da igual el sitio, en Salesianos mismo, y cuando se vea que una agrupación está trabajada, y que tiene respeto por el Carnaval de Cádiz, pues entonces podrá actuar en el Falla, que ya de por sí es un premio”.

Manolo Morera, por su parte, aseguraba que el reglamento “lleva muchos años parcheado. Ahora puntúo, ahora no; ahora se arrastran los puntos de la preselección y el año que viene lo contrario”. Jesús Bienvenido, dos años ausente, precisaba que el Concurso de Agrupaciones “necesita una criba previa, como en cualquier concurso que se precie”. Y lo decía “desde el cariño y por todo el respeto que le tengo, que hace que algún año no participe”. Por todo esto proponía que el Concurso empiece en el Falla “cuando estén todas las agrupaciones de calidad” porque “no está hecho para cumplir ilusiones”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios