Hostelería

Cierra el restaurante 'La calle del libre albedrío'

  • El establecimiento, propiedad del empresario José Manuel Pascual, clausura después de 8 años abierto al público

  • Durante su construcción, el local sufrió uno de los incendios más virulentos registrados en la capital 

El establecimiento lleva ya varios días cerrado al público. El establecimiento lleva ya varios días cerrado al público.

El establecimiento lleva ya varios días cerrado al público. / Julio González (Cádiz)

El restaurante 'La calle del libre albedrío', ubicado en la calle Brasil, ha cerrado sus puertas al público después de aguantar ocho años abierto y después de tener en su haber, durante su construcción, uno de los mayores incendios registrados en la capital.

Los motivos del cierre, que tuvo lugar hace ya un par de semanas, no han trascendido aunque, al parecer, no va unido, de momento a la venta del local por parte del también dueño de Clínicas Pascual.

En cuanto al personal que trabajaba en 'La calle del libre albedrío', según fuentes cercanas al negocio, no ha habido que lamentar ningún despido ya que una parte de la nómina que gestionaba el servicio de este emblemático restaurante del Paseo Marítimo pasará a formar parte de la plantilla del hotel Fair Play de Benalup, también propiedad de José Manuel Pascual. El resto de los empleados de esta cervecería formarán parte, a partir de ahora, de la nómina de trabajadores del centro hospitalario que este empresario gaditano mantiene en pleno casco histórico de la capital.

Cabe recordar que durante las obras de construcción de este establecimiento, el Edificio Brasil, en cuyos bajos se ubica este local comercial desde diciembre de 2011, sufrió uno de los mayores incendios vividos en la capital. Fue el 16 de junio de ese mismo año cuando un centenar de vecinos del citado inmueble tuvo que desalojar sus viviendas debido a un virulento incendio que pudo estar provocado por un soplete que entró en contacto con la pintura. 

Debido a este siniestro que se inició sobre las nueve y media de la mañana, 66 personas, entre vecinos, policías y bomberos que también se vieron afectado o bien por el fuego o bien por el intenso humo, tuvieron que ser atendidos por los servicios sanitarios.

Apenas seis meses después, en diciembre de 2011, las puertas de 'La calle del libre albedrío' se abrieron al público con un estilo y una decoración peculiar, caracterizada, sobre todo, por sus espacios abiertos al Paseo Marítimo, algo que permitía a su clientela la posibilidad de fumar, justo en un momento en el que se imponía la prohibición de fumar en locales públicos.

Igualmente cabe recordar que José Manuel Pascual abrió este negocio en un espacio que se mantuvo cerrado durante al menos diez años desde que el Bingo Caleta cesara su actividad comercial. A partir del cierre del bingo fueron varios los proyectos que circularon entorno a los bajos del edificio Brasil, entre ellos una discoteca, que ninguno de ellos llegar a cuajar.

Este cierre coincide casi en el tiempo con el traspaso del restaurante Barra Siete, del grupo El Faro, que anunciaba en diciembre del año pasado el traspaso del negocio "por motivos personales". A su vez, la clausura del negocio hostelero que mantenía José Manuel Pascual y Pascual en el Paseo Marítimo llega al mismo tiempo que la reapertura de La Marea, propiedad del empresario Mikel Elorza, tras una profunda reforma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios