Polémica Elías Ahuja, el gaditano que da nombre al colegio mayor de Madrid con expulsados por gritos machistas

Tribunales

Los forenses confirman que el vecino de Cádiz atropellado en la calle Solano murió por un shock traumático

  • El informe preliminar de la autopsia determina que la causa fundamental del fallecimiento de F.J.A.P. fue el siniestro ocurrido el pasado 30 de mayo

Esquina donde se produjo el atropello mortal.

Esquina donde se produjo el atropello mortal. / Jesús Marín (Cádiz)

La causa fundamental de la muerte de F.J.A.P., el vecino de Cádiz que falleció la madrugada del pasado 30 de mayo en la calle Solano, fue el atropello. Según consta en el informe preliminar de autopsia, elaborado por los médicos forenses en funciones de guardia del Instituto de Medicina Legal, la causa inmediata de la muerte violenta del hombre fue un shock traumático y, por tanto, el motivo fundamental de su deceso fue el atropello.

El mismo documento precisa que la víctima mortal padecía patologías previas "de escasa relevancia para su fallecimiento", que tuvo lugar sobre las 2:30 horas del pasado 30 de mayo, apunta.

Entre otras diligencias, queda ahora que los forenses elaboren el informe médico de la autopsia definitivo para incorporarlo a la causa que instruye el Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz. Dicho informe permitirá esclarecer si F.J.A.P. se encontraba o no en el suelo antes del fatal accidente. Por el momento, los peritos han determinado que el origen de su fallecimiento fue el atropello.

El siniestro, donde murió este vecino de Cádiz de 53 años, se produjo en la madruga del domingo 30 de mayo en una calle de un solo sentido del centro de Cádiz, concretamente en la esquina de Solano con San Rafael, una zona en la que la velocidad está limitada a 30 kilómetros por hora.

La Policía Local acudió al lugar de los hechos tras un aviso. En un plazo no superior de 10 minutos localizaron y detuvieron al supuesto conductor, de 20 años edad, que llevaba una L en el vehículo y que dio positivo en alcohol y hachís. En ese momento había más ocupantes en el coche, que afirmaron -de primeras- no haber visto nada. Tras inspeccionar el vehículo, los agentes comprobaron daños en la zona baja del mismo.

Un día después, el 31 de mayo, el detenido por el atropello fue puesto en libertad provisional. Así lo acordó la magistrada del Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz, en funciones de guardia, que ordenó también retirarle el carné de conducir.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía señalaron que el conductor dio positivo en alcohol y hachís pero que la tasa de alcohol que arrojó tras el atropello no superaba el límite establecido para que se considerase delito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios