Crónica de San Juan de Dios La ciudad en manos de Martín Vila

  • El concejal responsable de Urbanismo, Movilidad y Memoria Democrática es el que está marcando el ritmo de las acciones y los debates relacionados con el presente y futuro de Cádiz

Martín Vila. Martín Vila.

Martín Vila. / Jesús Marín

La ciudad en sus manos. José María González en el sillón de la Alcaldía que conquistó hace algo más de cinco años, trece concejales acompañándolo como equipo de gobierno, cada uno a tiempo completo con sus respectivas concejalías y delegaciones. Pero por encima de todo este grupo de Adelante Cádiz que desde 2019 está al frente de la ciudad destaca Martín Vila, pese a ser el cuarto concejal de la lista (por detrás de Kichi, Demetrio Quirós y Ana Fernández).

Vila es el responsable de las áreas de Urbanismo, Movilidad y Memoria Democrática, a las que suma también Servicios Municipales y Cementerio. Y las tres primeras son las que vienen marcando el ritmo del trabajo que realiza el Ayuntamiento, de las acciones que Adelante Cádiz quiere llevar a cabo en la ciudad y del debate de la ciudadanía.

Solo basta con echar la vista atrás y recordar en qué están el Ayuntamiento y la ciudad en los últimos tiempos: el carril bici, la peatonalización de calles y plazas, el aparcamiento (o la falta de). Y más recientemente, la turistificación, el freno a las licencias para hacer hoteles y apartamentos turísticos (que no viviendas con fines turísticos, que eso es otra cosa aunque se insista en confundir al personal) y el cambio de nombre del estadio Ramón de Carranza. Todo ello, aunque son temas diversos, tienen un mismo nexo común: Martín Vila.

Con los recientes debates sobre el turismo y sobre el Carranza, el líder de Ganar Cádiz en Común ha dejado claro que la ciudad está en sus manos, que el Ayuntamiento se ocupa en lo que él se ocupe, que el ritmo de la actividad o de las decisiones del equipo de gobierno están en su despacho. Porque más allá de bicicletas, zonas azules y naranjas, prohibiciones a la circulación y cambios de nombre sonados, en este Ayuntamiento no parece haber nada.

Además, Vila parece tener la habilidad de llevarse a su terreno las cuestiones que le importan. Porque si al fin van a arrancar las inversiones de la Edusi en la ciudad, la primera obra será para construir un nuevo tramo de carril bici. O si parece haber un acercamiento con la Junta de Andalucía, es precisamente para colocar en el Campo del Sur los pasos elevados que Vila quiere y sobre los que tanto ha insistido.

Si no, hagan la prueba. Piensen el nombre de un concejal e intenten adivinar cuáles son sus competencias en la actualidad. O al contrario, pongan sobre la mesa la primera delegación municipal que se les venga a la cabeza, ¿sabrían decir quién es el concejal que está al frente? Todo ello dirigido por un alcalde que parece vivir en las redes sociales en las que se pasa el día opinando pero al que se le achaca poca presencia pública, y física, en el día a día de la ciudad.

Este equipo de gobierno llegó hace más de un año con la tarjeta de presentación de haber mantenido a lo mejor que tuvo el primer equipo de José María González y de sumar a personas con currículum, experiencia y motivación por hacer cosas, sobre todo teniendo en cuenta que de 14 concejales que marca la mayoría absoluta en el Ayuntamiento, Adelante Cádiz tiene 13. Pero ha pasado más de un año, y parece que tanto concejal, tanta experiencia y tanta capacidad se reduce a un sólo edil, Martín Vila. Tanto, que es la persona elegida por el equipo de gobierno para sustituir al alcalde en una reunión frustrada con la consejera de Cultura de la Junta, habiendo un primer y un segundo teniente de alcalde por encima de Vila, o habiendo una concejal de Cultura.

Martín Vila ha demostrado no temerle a las polémicas ni a los debates sobre la ciudad; ahí está si no lo ocurrido en la última semana, donde tras provocar el debate sobre la turistificación y convocar un pleno extraordinario específico para suspender las licencias para proyectos hoteleros y turísticos en suelo residencial un martes sacó a la luz el domingo el inicio del proceso –participativo según el equipo de gobierno, ficticio para la oposición– para elegir un nuevo nombre al estadio Carranza. De charco en charco. E independientemente de lo que cada uno considere respecto a las cuestiones que está llevando a cabo (o que está intentando llevar, como es el caso de las licencias turísticas) Martín Vila es a día de hoy el concejal más activo del Ayuntamiento. Con diferencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios