Sucesos

Los amigos del agresor italiano de la Punta aseguran que comenzó a beber en Cádiz

  • Aseguran en declaraciones a un medio de comunicación italiano que es “un buen chico”

El presunto autor de la patada entra en sede judicial escoltado por un agente de la Policía Nacional. El presunto autor de la patada entra en sede judicial escoltado por un agente de la Policía Nacional.

El presunto autor de la patada entra en sede judicial escoltado por un agente de la Policía Nacional. / Nacho Frade

El entorno de Emilio Di Puorto, el estudiante italiano que permanece en prisión preventiva en el centro penitenciario Puerto II tras propinar una brutal patada en la cabeza a un gaditano durante la madrugada del pasado sábado en la punta de San Felipe, sigue consternado por este suceso. Tanto que está impresionado por la acción de Di Puorto que le ha llevado a ser el triste protagonista de este suceso. El periódico de Nápoles Il Mattino ha entrevistado a amigos del agresor, que niegan su agresividad.

Así, en estas manifestaciones se dibuja a una persona tranquila y con una personalidad diferente a la mostrada en Cádiz. De hecho, su entorno que Emilio Di Puorto resalta que comenzó a beber en la capital gaditana. “Comenzó a hacerlo cuando llegó a España”, remarcan los amigos de este estudiante italiano de Erasmus, del que también opinan que es “un buen chico”.

Esta no es la primera de las manifestaciones realizadas por gente de su entorno que recogen medios italianos para mostrar una persona totalmente diferente de la que agredió a un joven gaditano. Su hermano Stani también atendió hace unos días a Il resto del Carlino, otro medio de comunicación de Nápoles. En él, contó que Emilio “es un chico que siempre está tranquilo, que nunca se ha metido en peleas. Es más de ir a la biblioteca y estar en casa que de estar por las discotecas”.

A pesar de esto, sí reconoció que cuando conoció el suceso en el que estaba implicado “lo primero que pensé es que esa no era la persona que conozco, estaba alterado”. Una consideración a la que añadió que “todos estaban borrachos, aunque no sé cómo fueron los hechos. Confío en las autoridades españolas”.

Junto a esto, también apuntó que en sus visitas a Cádiz “siempre habíamos pasado buenas noches, sin ningún problema”. El padre de Emilio, Pascuale Di Puorto, también ha pedido públicamente perdón a la familia del agredido.

Cabe recordar que Emilio Di Puorto es el único de los cuatro italianos que fueron detenidos el pasado sábado que se encuentra en prisión preventiva. Por su parte, los otros tres arrestados, Dario Bordoni, Luca Maicon Vinicius Bellavia y Nicola Iannetta, quedaron en libertad sin cargos. La víctima de la agresión, un joven gaditano de 30 años, aún permanece ingresado en el hospital Puerta del Mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios