La salud en Cádiz La tasa de asma infantil se dispara en media ciudad de Cádz

  • El Plan de Salud del Ayuntamiento destaca también datos elevados en la diabetes mellitus 

  • Alerta sobre el aumento de la obesidad entre los más pequeños

El centro de salud del Olivillo, muy activo en el análisis de la situación sanitaria de su zona El centro de salud del Olivillo, muy activo en el análisis de la situación sanitaria de su zona

El centro de salud del Olivillo, muy activo en el análisis de la situación sanitaria de su zona / Joaquín Hernández Kiki

La elaboración por parte del Ayuntamiento de Cádiz del primer Plan de Salud de la ciudad ha sacado a la luz una tasa muy elevada, respecto a la media andaluza, de diabetes mellitus. Destacan Loreto-Puntales y La Merced como las que tiene mayor prevalencia y La Laguna como la que tiene menor prevalencia.

Otra patología con tasas de prevalencia elevada en Cádiz es el asma infantil. Sobresale los datos localizados en La Laguna, La Paz y Olivillo, siendo la prevalencia de esta última más del doble de la estimada de Andalucía y del distrito Bahía de Cádiz- la Janda. Sólo la zona de Puerta Tierra y Loreto- Puntales tiene un dato menor del esperado.

El documento también refleja datos superiores en la hiperplasia benigna de próstata y el cáncer de próstata. El resto de las patologías analizadas tienen en Cádiz una prevalencia inferior a la estimada.

En la elaboración del Plan de Salud, los profesionales de atención primaria que han participado en el mismo alertan de determinados problemas sanitarios sobre los que, sin embargo, no hay registros fiables.Así, se destaca la obesidad infantil. "Se observa una tendencia a consumir cada vez menos frutas y verduras, mientras aumenta el consumo de refrescos y dulces. Al mismo tiempo existe un alto porcentaje de la población que no realiza ningún tipo de práctica deportiva de manera regular".

También se aprecia "un incremento de consumo de alcohol de los jóvenes que se inicia cada vez a edades más tempranas. Es necesaria la implantación de programas para el abordaje de este problema".Se considera que al ser ésta una droga "socialmente aceptada", la intervención debe ir encaminada a un cambio cultural "y a una reflexión sobre la funcionalidad del alcohol en nuestra sociedad y el valor lúdico otorgado a esta sustancia".

En cuanto a la sexualidad, se constata un descenso en el uso del método anticonceptivo en Cádiz y un aumento de enfermedades de transmisión sexual.

El documento del Plan de Salud también dedica un espacio al análisis de la salud mental entre los adultos de la ciudad. Los motivos de consulta predominantes son los cuadros de ansiedad, depresiones y somatizaciones. Se advierte que en los últimos años hay una tendencia “al incremento de los problemas de ansiedad reactiva, derivados de la situación socio-económica y en los barrios más desfavorecidos a la infravivienda, al riesgo de padecer desahucios, al paro, a la pérdida de autonomía y a las situaciones forzadas de reestructuración de sus familias”.

El desempleo y la precaridad laboral tienen un papel relevante en la salud mental de los ciudadanos. El documento menciona que cada vez hay más casos en los que la falta de empleo se ve como algo ya normal y que sólo es posible apostar por la economía sumergida. Hay un claro matiz crítico cuando se afirma que “las habilidades (de los afectados por esta situación) se emplean en pedir ayudas sociales”.

La esperanza de vida en Cádiz para los hombres es de 76,2 años y 83,2 para las mujeres lo que supone 3 y 2 años menos que la media nacional. Esta anomalía se detecta también dentro del término urbano. Hay diferencias de hasta 9,3 años de esperanza de vida al nacer entre el tramo norte del Paseo Marítimo y los barrios de San Juan, Pópulo y Santa María; y de 4,2 años entre el Paseo y el Cerro del Moro en el caso de las mujeres. La formación también afecta. Así los universitarios tienen una esperanza de vida de 86,7 en las mujeres y 80 entre los hombres, mientras que los que no tienen estudios se quedan en 79 años las mujeres y 72 los hombres. El Plan de Salud asume que "cualquier estrategia para reducir de manera efectiva las desigualdades de mortalidad entre barrios en la ciudad requiere el abordaje de los determinantes sociales de la salud".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios