Encuentro sobre movilidad Peatonalizar, sí, pero ¿para qué y cómo?

  • Peatones, ecologistas, comerciantes y agentes turísticos no coinciden en el diagnóstico, pero si en el fin y en la necesidad de consensuar un modelo a partir de datos

Representantes de los tres colectivos y el moderador de la mesa, Paco Cano, ayer por la tarde en el Castillo de Santa Catalina. Representantes de los tres colectivos y el moderador de la mesa, Paco Cano, ayer por la tarde en el Castillo de Santa Catalina.

Representantes de los tres colectivos y el moderador de la mesa, Paco Cano, ayer por la tarde en el Castillo de Santa Catalina. / Marcos PIñero

Comentarios 31

Peatones, comerciantes, empresarios turísticos y ecologistas coinciden en los beneficios de una peatonalización racionalizada que atienda a las excepcionalidades (taxis, carga y descarga, personas con movilidad reducida...).

Además, ven necesario consensuar alternativas para la reducción del acceso de coches al casco histórico, ya sea fomentando el uso de transporte público, del carril bici y otras formas de moverse, así como con otra regulación del aparcamiento, asunto éste en el que difieren.

Pero sobre todo están de acuerdo en que hay que conservar la escala humana de una ciudad construida –al menos su casco histórico– a la medida de sus habitantes, que también sea capaz de acoger a quienes la visitan sin que se desvirtúe esa escala.

“Es un mito que en Cádiz no se pueda aparcar”, dice Antonio Luna, de La Zancada

Para ello se necesitan datos objetivos de flujos peatonales, de tráfico de vehículos, de plazas de aparcamiento, de usuarios de transportes públicos, de confluencia de visitantes y cruceros y de concentraciones en ciertas fechas e itinerarios, entre otros factores. Datos que servirían como base de planes específicos de los que ahora carece una ciudad que pretende ser más amable para todos pero que aún no sabe cómo.

Estas son las principales conclusiones a las que llegaron ayer los participantes en una mesa de debate sobre movilidad organizada dentro del Festival Afueras. Encuentro de Culturas Urbanas que coordina el gestor cultural Paco Cano.

Moisés Velasco invitó a los empresarios a tejer una alianza por un plan de peatonalización

Entre los participantes estuvieron Antonio Luna y Moisés Velasco, de la asociación de peatones La Zancada;Daniel López y José Antonio Sánchez, de Ecologistas en Acción;Manuel Queiruga y Beatriz Gandullo, de Cádiz Centro Comercial Abierto;Belén González Dorao, de la Asociación de Empresas Turísticas de Cádiz y Deborah Ribalta y Manuel Carrión, de las Bicis Naranja.

En nombre de La Zancada, Moisés Velasco invitó al sector empresarial a “tejer una alianza” en favor de la puesta en marcha de un plan de peatonalización, no sólo del casco histórico, sino también de barriadas, avenidas y distritos de Puertatierra.

Fue Antonio Luna quien abrió el debate con una propuesta de cara a las próximas elecciones municipales que se sostiene sobre tres pilares:un plan de peatonalización (integral en el casco histórico y siguiendo el modelo de las supermanzanas de Barcelona, en Extramuros), un plan de choque de accesibilidad universal “obligatoria, por imperativo legal”, y otro de movilidad urbana que disuada de forma radical del uso del coche e impulse el del transporte público, “que se ha derrumbado en las últimas décadas”.

Los comerciantes ven imprescindible más aparcamiento y mejor transporte público

Precisamente fue en este punto y en relación al aparcamiento donde afloraron más diferencias en el diagnóstico: La Zancada entiende que no hay que crear más bolsas de aparcamiento – “es un mito que en Cádiz no se pueda aparcar”, llegó a decir Antonio Luna–, sino que deben ir desapareciendo y sustituyéndose por zonas verdes de estacionamiento para residentes.

Los comerciantes, en cambio, defienden la necesidad de que se habiliten muchas más áreas de aparcamiento en general y en determinadas fechas, en particular, además de una mejora de un transporte público muy deficiente y de la implantación de una tarjeta única.

Cádiz Centro rechaza una ciudad residencial y apuesta por una viva, con el comercio como atractivo

Queiruga y Gandullo abogaron, frente a una ciudad residencial, dormitorio, por una ciudad viva, con el comercio como atractivo, no sólo en el centro histórico, sino también en Extramuros, donde en algunas barriadas atraviesa el peor de sus momentos. El presidente de Cádiz Centro confesó sentir envidia por ciudades como Málaga, “que lo tienen todo regulado, planificado y zonificado hasta el mínimo detalle”.

Los ecologistas se refirieron a los problemas de empobrecimiento, envejecimiento y presión turística que padece la ciudad y abogaron por un modelo integral y sostenible basado en datos objetivos que vaya más allá de un obsoleto PGOU y que contemple planes de regulación y control desde la participación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios