Movilidad en Cádiz El Ayuntamiento no descarta la posibilidad de peatonalizar la Avenida de Portugal

  • La apertura de la avenida transversal y la búsqueda de una alternativa al tráfico serán claves

Los coches dominan la avenida de Portugal. Los coches dominan la avenida de Portugal.

Los coches dominan la avenida de Portugal. / jesús marín

Comentarios 22

La Avenida de Portugal puede ser en un futuro una vía peatonal, o semipeatonal. La propuesta que defienden los vecinos de la zona, junto a otras entidades de la ciudad, empieza a tener cierto calado en el Ayuntamiento, que ya no descarta esa posibilidad. Así lo ha manifestado el concejal de Movilidad, Martín Vila, en la última reunión mantenida con este colectivo ciudadano. “Una vez que esté funcionando la avenida transversal y haya una vía alternativa para el tráfico motorizado, se podrá valorar la posibilidad de peatonalizar o semipeatonalizar la Avenida de Portugal”, avanzó el concejal al término de ese encuentro.

Esta puerta a la peatonalización la ha abierto Martín Vila en una reunión en la que ha abordado junto a diversos colectivos el diseño de la intervención que se pretende hacer en el futuro en la Avenida de Portugal, con el objetivo de ampliar el acerado, mejorar la accesibilidad, resolver las deficiencias que presenta la vía en la actualidad y renovar la red de alumbrado público. Entre los colectivos asistentes a este encuentro estaban Aagadi, la AMPA del IES Drago, Facua, La Zancada y el colectivo vecinal que se creó hace meses precisamente para trasladar al Ayuntamiento la necesidad de actuar para transformar esta transitada avenida y dar prioridad máxima al peatón.

Hace unos meses, el Ayuntamiento anunció que a lo largo de 2019 haría una primera fase de las obras previstas en Portugal. En concreto, se proyectaba eliminar una de las dos filas de estacionamiento para ampliar así el acerado a ambos lados de la calle, respetando las zonas de carga y descarga y los aparcamientos reservados. También se habilitarán pasos de peatones elevados para reducir la velocidad del tráfico; y se mejorará el alumbrado público.

La segunda fase es la que se podrá ejecutar una vez esté abierta al tráfico la avenida transversal, que es cuando se plantearía la conversión de la Avenida de Portugal en una plataforma única peatonal que implicará la eliminación total o parcial (teniendo en cuenta los garajes que hay a lo largo de esta vía de extramuros) del tráfico rodado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios