Cádiz

Plan para reducir drásticamente el tráfico en Avenida de Portugal

  • Los vecinos de esta vía de extramuros proponen al Ayuntamiento tres medidas para que el peatón cobre protagonismo

  • La propuesta se centra entre la Avenida y la Juan Carlos I

Peatones y coches discurriendo en el día de ayer por la Avenida de Portugal. Peatones y coches discurriendo en el día de ayer por la Avenida de Portugal.

Peatones y coches discurriendo en el día de ayer por la Avenida de Portugal. / jesús marín

Comentarios 11

Seguramente la Avenida de Portugal sea una de las vías más transitadas de la ciudad, tanto por peatones como por coches. Su ubicación estratégica como enlace directo entre la Avenida principal y las de Juan Carlos I y La Bahía, cruzando además una de las zonas con más densidad de población como es Segunda Aguada, ha invitado casi históricamente a ser recorrida. Y teniendo en cuenta este elevado uso, los propios vecinos han decidido actuar ante las dificultades y problemas de seguridad que entraña esta vía, planteando una serie de medidas encaminadas a reducir drásticamente el tráfico y beneficiar, en su lugar, el tránsito de los peatones.

Para ello, los vecinos han constituido una plataforma Proreurbanización de la Avenida de Portugal, a raíz de esas deficiencias que llevan años soportando. Por un lado, se señala la estrechez de las dos aceras de la calle, que no cumple la normativa actual (que establece un mínimo de 1,80 metros de ancho), que apenas permite el tránsito de dos personas a la vez y que dificulta en exceso el paso de sillas de ruedas, andadores de mayores o carritos de bebés; a este problema se suma el de los accesos a los garajes, que suelen tener una pronunciada rampa en plena acera, originando unos desniveles peligrosos para los peatones. También se pone de relieve la elevada velocidad con la que discurre el tráfico, ayudado del aparcamiento habilitado a cada lado de la calzada y de la línea recta que marca la calle desde la Avenida a García Carrera, y de ahí a la Juan Carlos I.

La Avenida de Portugal es una zona de mucho tránsito escolar, señalan también desde el colectivo vecinal que apoyado por entidades como La Zancada o Agadi han elaborado las propuestas de intervención, al haber varios colegios en el entorno cercano. E igualmente es una vía de mucha actividad comercial, con tiendas y locales de todo tipo.

Atendiendo a todo ello, la propuesta elaborada durante los últimos meses y consensuada por los vecinos se basa en tres medidas que ya han sido elevadas al Ayuntamiento y que hoy serán detalladas, dentro de la Semana Europea de la Movilidad, en un acto que se celebrará a las siete de la tarde en el centro cultural del Palillero. Todo ello en el tramo de vía que conecta la Avenida con la Juan Carlos I.

En primer lugar, piden los vecinos una reurbanización de esta vía, para habilitar la plataforma única; es decir, para eliminar las aceras (y los aparcamientos) y dejar toda la calle al mismo nivel, a semejanza de un buen número de actuaciones que se vienen realizando en el casco histórico (como el caso de Veedor, como último ejemplo).

En segundo lugar, se plantea la reducción del tráfico, apoyándose la propuesta, por ejemplo, en la cercana vía transversal de la Constitución de 1812, "que entendemos que absorberá buena parte de ese tráfico en un futuro". En este punto, también se plantea la posibilidad de cambiar el sentido de la circulación en la calle Sociedad, lo que se entiende que ayudaría a oxigenar la Avenida de Portugal.

La última medida que proponen los vecinos es que Portugal pase a tener la consideración de calle residencial a efectos del tráfico, lo que entre otras consideraciones limitaría la velocidad a 20 kilómetros por hora y otorgaría al peatón prioridad sobre los vehículos.

Con estas tres medidas, los vecinos creen que es posible "devolverle el protagonismo a la ciudadanía", como traslada un portavoz del colectivo, José Manuel Álvarez. Además, valoran que con sus propuestas se evita poner sobre la mesa la posibilidad de una peatonalización total -o parcial, permitiendo únicamente el acceso a los garajes de la calle- de esta avenida, teniendo en cuenta las reticencias que suele plantear este término en un sector de la ciudadanía. No en vano, el colectivo creado exclusivamente para estudiar estas posibilidades futuras de Portugal llegan a concebir la vía como una especie de bulevar en extramuros con actividad comercial, bancos en la calle para favorecer la estancia y el descanso de los peatones; conectando incluso la calle directamente con el Paseo Marítimo, por medio de Marianista Cubillo.

Eso sí, en la Avenida de Portugal son conscientes de las dificultades de un planteamiento de estas características -sobre todo porque para la reurbanización de la calle se estima necesaria una inversión que rondaría los 400.000 euros, según previsiones del propio colectivo-; aunque los vecinos son optimistas de cara a las posibilidades futuras que se abren en esta calle de extramuros. "Creemos que es posible", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios