Cádiz

El Ministerio de Interior no contempla construir la nueva comisaría de Policía en Cádiz

Avenida de Astilleros, donde se iba a construir la comisaría que ya no contempla Interior.

Avenida de Astilleros, donde se iba a construir la comisaría que ya no contempla Interior. / Jesús Marín

Una vez más. La enésima. Cádiz vuelve a ser escenario de un proyecto anunciado a bombo y platillo, de una apuesta de la administración pública por un equipamiento, un espacio y una obra que el paso de los años va diluyendo hasta quedar en el cajón del olvido. En esta ocasión, es la nueva comisaría de Policía Nacional, que ha pasado de ser una “prioridad absoluta” -como aseveró el Ministerio del Interior en 2015- a no estar contemplada en los planes del Gobierno central.

“En el Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado está prevista la construcción de dos nuevas comisarías de policía en la zona metropolitana de Cádiz, pero no en la ciudad de Cádiz”, ha asegurado el Gobierno de Pedro Sánchez en una respuesta parlamentaria al congresista popular José Ortiz. Esas dos nuevas comisarías que sí contempla el Estado se ubicarán en El Puerto de Santa María, donde de hecho ya “está actualmente en licitación la redacción del proyecto de ejecución”, traslada el Gobierno, y en La Línea de la Concepción.

Con esta respuesta queda claro que Interior no contempla en el momento actual la construcción de la Comisaría gaditana. Un extremo que viene a confirmar esa suerte de nebulosa que respecto a este proyecto vienen ofreciendo distintos representantes del Gobierno estatal en los últimos meses o años. El último de ellos fue el delegado gubernamental en Andalucía, Pedro Fernández, que hace tan solo diez días declaró en Cádiz que no existe “inmediatez ni urgencia” en ese proyecto tras la rehabilitación de la actual sede policial de la Avenida, al mismo tiempo que dejó la puerta abierta a la construcción futura de esa nueva Comisaría. Y días antes se manifestó también el secretario local del PSOE, José Ramón Ortega, afirmando que el edificio de la Avenida “es y será la comisaría provincial de Cádiz”.

La respuesta del Congreso de los Diputados a José Ortiz viene a apostillar el cambio de rumbo que este proyecto dio con el cambio de signo político al frente del Gobierno estatal en el año 2018. Fue en el año 2014 (bajo el Gobierno de Mariano Rajoy) cuando el Ministerio de Interior anunció que iba a construir una nueva comisaría en Cádiz; un proyecto al que el secretario de Estado de Seguridad otorgó en una visita a la ciudad en 2015 (días antes de las elecciones municipales que alzaron a Kichi a la Alcaldía) “prioridad absoluta” confirmando la Avenida de Astilleros como espacio idóneo para levantar el nuevo equipamiento. Un edificio de nueva construcción que preveía una inversión de 10 a 12 millones de euros, parte de la cual se obtendría con la venta de la actual sede policial.

Así estaban las cosas cuando Pedro Sánchez llegó a la Moncloa, con un proyecto -la construcción de una nueva Comisaría- claro pero sin ningún paso avanzado sobre el terreno -ni siquiera la presentación de algún anteproyecto que dejara ver cómo iba a ser el edificio, como han hecho las administraciones en tantas otras ocasiones-. Y en agosto de 2018, en la primera visita institucional del que acababa de tomar posesión como delegado del Gobierno en Andalucía (Alfonso Rodríguez) ya se hablaba de volver al edificio de la Avenida principal porque la construcción de la nueva Comisaría se veía un proyecto “a largo plazo”. Días después el subdelegado del Gobierno, José Pacheco, ya aplazaba este proyecto a un período de 8 o 10 años; y desde entonces se han venido dando distintas valoraciones y actuaciones que ya venían apuntando a este escenario actual, confirmado ya por el Congreso nacional, de que Interior no trabaja actualmente en la construcción de ninguna comisaría en Cádiz capital.

Por tanto, el solar que tenía reservado el Ayuntamiento en la Avenida de Astilleros para este equipamiento quedará ahora en el aire, lo que obligará al equipo de gobierno de José María González a mantenerlo intacto a la espera de futuras noticias de Interior, o bien recurrir a un plan distinto para darle uso a ese terreno; una opción, esta última, que según ha indicado el concejal de Urbanismo (Martín Vila) en alguna ocasión tiene varios interesados esperando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios