XCI Crucero de instrucción

El 'Juan Sebastián de Elcano' ya está en México

  • El buque escuela atraca en el puerto de Veracruz, donde hará un homenaje a héroes mexicanos

Comentarios 2

El buque escuela Juan Sebastián de Elcano llegó este miércoles a las costas de Veracruz, el oriental estado mexicano que este 2019 conmemora los 500 años de la llegada del conquistador Hernán Cortés.

En el mítico puerto de Veracruz, el primer Ayuntamiento de América en tierra firme y tres veces heroico por defender a México de invasores extranjeros, los 250 tripulantes españoles tocaron tierra y fueron recibidos con los sones jarochos, una música nacida de las tres raíces mexicanas: indígena, española y negra.

Las balas de salva que se escucharon al mediodía en el puerto del Golfo de México para recibir a los invitados de honor solo fueron el preludio de la alegría y hospitalidad de un pueblo que sabe sufrir y reír al mismo tiempo.

Por supuesto las notas de 'Granada', la canción del compositor mexicano Agustín Lara, también acariciaron a la embarcación de cuatro mástiles con los nombres de Blanca, Almansa, Asturias y Nautilus, nombres de buques escuela que lo precedieron.

"Son como de nuestra sangre, somos uno mismo", dice a Efe Don Anselmo, un vendedor de típicos volovanes (una especie de empanada con distintos rellenos) mientras observa los 131 metros de eslora y la manga de 13 metros del Embajador Honorífico de la Marca España.

El buque, que recorrerá durante cerca de seis meses distintos países de América, llegó a su segunda casa, donde en 1519 desembarcó el conquistador español Hernán Cortés con sus once embarcaciones que zarparon desde la isla de Cuba.

"Es una alegría, porque aunque la escala estaba prevista, coincide con el centenario de la llegada de Hernán Cortés", afirmó el comandante de la nave, el capitán Ignacio Paz García.

Los historiadores aseguran que Cortés -junto con 518 soldados, 110 marineros, 16 jinetes, 32 ballesteros, 13 escopeteros, 10 cañones y cuatro falconetes- desembarcó en la zona de San Juan de Ulúa y en La Villa Rica, ambos lugares en las costas del Golfo de México.

El buque, que está por cumplir 91 años, realiza este recorrido todos los años con el objetivo de contribuir a la formación de los futuros oficiales, en esta ocasión 70 guardiamarinas.

"Somos un buque escuela antiguo, que no viejo", ataja el capitán de navío que en enero partió de Cádiz -donde se preparó para su viaje- para comenzar una aventura por 14 puertos de nueve países. "El crucero es el evento más esperado para los guardiamarinas", dice Carlos Sánchez, un joven del sur de España que lleva dos meses a bordo.

En la décimo cuarta visita del barco a tierras mexicanas, siete de ellas a Veracruz, la tripulación rendirá homenaje a los héroes mexicanos que han defendido el puerto de invasiones, y el domingo zarparán para seguir su viaje de instrucción.

La llegada del buque ha supuesto un espectáculo para turistas y habitantes del puerto. "Se me hace muy impresionante, porque no es frecuente aquí en las playas", opinó a Efe el visitante José Antonio Mejía. Para la veracruzana Nemesia Hernández, este tipo de eventos resaltan la importancia del puerto. "Ya vienen los 500 años, y qué bueno que nos visitan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios