Comercio y Turismo

Hoteles y comercios repartidos por todo Cádiz para justificar la Zona de Gran Afluencia Turística

  • La Junta publica la resolución por la que todo el municipio está afectado por esta decisión y rechaza el argumento del Ayuntamiento de que toda la actividad se concentra en el centro

Numerosos turistas y ciudadanos transitan por la calle Compañía. Numerosos turistas y ciudadanos transitan por la calle Compañía.

Numerosos turistas y ciudadanos transitan por la calle Compañía. / Lourdes de Vicente

Ni los comercios están concentrados en el casco histórico, ni los lugares de pernoctación tampoco. La Junta de Andalucía ha publicado en su boletín oficial, el BOJA, la resolución de la Dirección General de Comercio por la que se hace pública la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT), a efectos de horarios comerciales a todo el municipio de Cádiz.

Esto ha causado las protestas del Ayuntamiento, los comerciantes y algún que otro colectivo, que entendía que esta libertad de apertura de los establecimientos sólo se debería producir en el casco histórico y en el Paseo Marítimo. Sin embargo, va a afectar a toda la ciudad y el período es para todos los días de Carnaval y los meses de abril, mayo, septiembre, octubre y noviembre.

En la resolución de la Junta de Andalucía se hace un extenso relato de los antecedentes y también de los datos que se han utilizado para su decisión y por qué se ha rechazado las alegaciones del Ayuntamiento de Cádiz.

El origen hay que establecerlo en la resolución del 21 de julio de 2016, por la que Cádiz se convertía en una ZGAT y que se circunscribía las recorridos históricos-turísticos por el centro de la ciudad. De este modo, cogía al casco histórico, pero sólo a una parte. Además sólo afectaba a la primera quincena de mayo y a la segunda de septiembre. Sin embargo, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución planteó un recurso contra esta declaración de Cádiz, juicio que ganó y que, por lo tanto, declaró contraria a derecho la resolución de la Junta

Una vez que hubo que volver al inicio, la Junta ya planteó lo que se ha aprobado, es decir, que se aplicara a todo el término municipal, mientras que el Ayuntamiento en sus alegaciones indicó que se debía ceñir al casco histórico y a la zona de playas.

Argumentaba. entre otras cuestiones, que “los cruceristas desembarcan prácticamente en la plaza de San Juan de Dios, en pleno centro de la ciudad, donde se encuentran los monumentos y lugares para visitar en un recorrido histórico, cultural y comercial perfectamente señalizado”.

Con respecto al período propuesto, el Ayuntamiento no se opuso y centró todo su empeño en el ámbito de influencia de la ZGAT.

Algo que ya se sabía es que Cádiz cumple claramente dos criterios para esta libertad de horarios comerciales en los períodos indicados y que posee más de 100.000 habitantes (116.979 según el INE) y cuenta con un puerto por el que pasaron 424.900 cruceristas en 2018.

En este caso la normativa dice que se puede aplicar esta ZGAT en los municipios con más de 100.000 habitantes que hayan registrado más de 600.000 pernoctaciones en el año inmediatamente anterior o que cuenten con puertos en los que operen cruceros turísticos que hayan recibido el año precedente a más de 400.000 pasajeros.

Hay otros que no los cumple. Por ejemplo cuando en los municipios de hasta 200.000 habitantes, la media anual de pernoctaciones diarias sea superior al 5% de los ciudadanos que viven en el municipio. En el caso de caso de Cádiz se establece que ese 5% de población es 5.849 personas, mientras que la media de pernoctaciones está en sólo 1.744. Ni siquiera en los meses más calientes, como junio (2.411) y agosto (2.574) se acerca.

Tampoco lo hace en otro criterio y es que el número de segundas residencias supere al de las habituales. En el caso de la capital gaditana, las principales son 46.966, por los 5.346 de las secundarias, según lo que aparece en el documento de la Junta de Andalucía.

La batalla se dio en el ámbito territorial. El Ayuntamiento de Cádiz en su alegación plantea que los principales monumentos están en el casco histórico, los eventos principales de la ciudad se celebran en él, y que de los 54 recursos históricos que hay en Cádiz, 39 están en el casco antiguo. Además, va más allá y asegura que de los 15 de extramuros, siete son subacuáticos, y otros tan distantes y de difíciles acceso como las torres de electricidad de Puntales o el Molino de Mareas del RíoArillo: “Además de ser poco visitados, desde luego no son zonas comerciales que, recordemos, es de lo que se trata”.

Sin embargo, la Junta determina que la ubicación de los Bienes de Interés Cultural declarados en la ciudad se encuentran distribuidos en la gran mayoría de los códigos postales del municipio, e incluso afea al Ayuntamiento que entregara sólo datos de visitas de estos bienes situados en el casco histórico y no de los demás.

Con respecto a que debe haber la celebración de un gran evento cultural, deportivo o de otra índole, el carnaval es el que se toma como referencia. Pese a que el Ayuntamiento lo enmarca sólo en el casco histórico, algo que reconoce la Junta, considera que toda la ciudad recibe un número elevado de visitantes que se alojan en establecimientos hoteleros y turísticos ubicados por todo el municipio. También sobre ellos se refiere la resolución de la Junta y dice que estos también están repartidos por todos los códigos postales, al igual que los comercios para justificar que todo el municipio sea declarado ZGAT.

Con el período elegido, se ha hecho coincidir con los meses de mayor afluencia de cruceristas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios