Ayuntamiento de Cádiz

Fondos Next Generation en Cádiz: Seis meses pendientes de Europa

  • Se cumple medio año desde que el Ayuntamiento presentara sus proyectos para el fondo europeo contra el Covid

  • El listado municipal suma una inversión de 

Exterior del solar donde se localizaba el pabellón Fernando Portillo.

Exterior del solar donde se localizaba el pabellón Fernando Portillo.

Tantas son las expectativas que la ciudad tiene puesta en los fondos Next Generation procedentes de la Unión Europea, tantas las actuaciones necesarias que se han dejado en manos de terceros, que el paso del tiempo no hace sino correr en contra del desarrollo económico y las expectativas de afrontar la crisis derivada de la pandemia. Como si de una eterna noche de Reyes se tratara, se han cumplido ya seis meses desde que el Ayuntamiento entregara su carta a Europa, a través de la Diputación Provincial; medio año a la espera de recibir noticias respecto a la financiación de más de sesenta actuaciones.

Y es que en cierto modo el futuro de Cádiz se juega en ese fondo europeo que está a la espera de resolución. No porque el Ayuntamiento haya planteado un paquete que incluya grandes proyectos o propuestas que vayan directamente de la mano de la actividad económica, la promoción de empleo o el atractivo más allá de los límites del término municipal; sino porque la ausencia de inversiones en prácticamente todos los ámbitos de la gestión cotidiana municipal puede quedar suplida con este dinero de Europa. Como ya ha ocurrido en parte con esa Edusi que avanza muy lentamente, o con actuaciones puntuales que paga la Junta de Andalucía (caso del carril bici o de la futura transformación urbanística de la Plaza de España).

El paquete presentado por el Ayuntamiento tiene muy poco respecto a esas oportunidades para las que quizás se abría la puerta europea. Sí se ha presentado el proyecto para construir el nuevo pabellón Fernando Portillo (con 11,3 millones de euros de coste), para rehabilitar y mantener las murallas, baluartes y construcciones defensivas (otros 11 millones, aunque no se plantea propuesta alguna para su puesta en valor), o para crear una red de alquiler de coches eléctricos (que costaría 1,2 millones y que se uniría al sistema de alquiler de bicicletas cuya implantación también se ha pedido al Next Generation, por 1 millón de euros). Al igual que se recurre a esta financiación europea para sacar adelante proyectos urbanísticos como el de la Avenida de Astilleros, la Avenida de Portugal, el futuro parque del Cementerio o el denominado Parque de la Muralla y los baluartes de Santiago y de Santa Elena. O para desarrollar esa aspiración de lograr que los colegios públicos sean Zero Carbono (lo que necesita una inversión que se ha cifrado en diez millones de euros). Proyectos todos estos, en definitiva, que llevan años en la agenda del Ayuntamiento, incapaz hasta ahora de ejecutarlos ni siquiera de ponerlos en marcha.

Más allá de eso, Next Generation se asoma como un gran pulmón para las dos principales empresas municipales: Aguas de Cádiz y Eléctrica de Cádiz. Juntas suman casi 68 millones de euros en proyectos dirigidos a la modernización de las instalaciones, equipamientos y servicios que prestan así como su adaptación, especialmente en el caso de la compañía eléctrica, a esa nueva modalidad de consumo y de gestión energética por la que quiere apostar el Ayuntamiento. Fruto de ello, por ejemplo, es el proyecto de 26,7 millones de euros para el autoconsumo fotovoltaico de las denominadas comunidades energéticas locales. 55.860.000 euros suman los proyectos que llevan la firma de Eléctrica de Cádiz, y otros casi doce millones (como mínimo, porque hay proyectos que presenta el Ayuntamiento como tal) corresponden a Aguas de Cádiz.

Otro buen número de proyectos guardar una relación directa con lo que debiera ser la gestión cotidiana de la ciudad, y que sin embargo quedan por ahora a expensas de lo que determine Europa. Es el caso del plan de eliminación de barreras arquitectónicas, el arreglo de la lonja municipal de frutas, la modernización del parque móvil, las obras y mejoras en el Parque Genovés, o una nueva señalización turística.

Y a todo esto se suman también otros proyectos cuyo contenido a día de hoy se desconoce. Llaman aquí la atención los más de tres millones de euros que se pretenden destinar a darle a la ciudad “una perspectiva feminista”, que se suma al millón y medio de euros que iría destinado a un servicio de gestión, mediación, orientación y promoción de empleo y autoempleo exclusivamente “para mujeres y personas LGTBIQ+”; los diez millones del proyecto “Cádiz inclusivo, social y solidario”; u otros 760.000 euros para desarrollar un “plan de salud comunitaria en la era Covid”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios