Recortes en la educación pública En el aire dos líneas de 2º de Bachillerato para el próximo curso, una en el Drago y otra en el Rafael Alberti

  • Educación esperará al proceso de matriculación de septiembre para cerrarlas o mantenerlas

  • Basa su planificación en las previsiones de promoción de ambos centros

Tutores legales y representantes de AMPAs antes de entregar este jueves en la Delegación del Gobierno de la Junta alegaciones al consejero Javier Imbroda. Tutores legales y representantes de AMPAs antes de entregar este jueves en la Delegación del Gobierno de la Junta alegaciones al consejero Javier Imbroda.

Tutores legales y representantes de AMPAs antes de entregar este jueves en la Delegación del Gobierno de la Junta alegaciones al consejero Javier Imbroda. / Joaquín Hernández 'Kiki'

Los cierres de líneas en la educación pública en la capital gaditana pueden no haber acabado con los aplicados en el colegio público La Inmaculada y los institutos Columela y San Severiano. La planificación de la Delegación Territorial de Educación para el curso 20019-2020 estima dejar en dos las tres líneas de 2º de Bachillerato que actualmente tiene el IES Drago y también recortar una del mismo curso en el IES Rafael Alberti, de las dos que tiene, lo que le dejaría con media línea de Ciencias y otra media de Humanidades. En ambos casos, Educación esperará a la matriculación de septiembre para decidir si cerrar las líneas o mantenerlas, cuando se sumen los alumnos que vienen de 1º a los repetidores de 2º y a los procedentes de otros centros. Educación se basa en las propias previsiones de promoción que manejan los dos centros de cara al curso que viene.

El Rafael Alberti está en la misma situación del año pasado, cuando consiguió salvar la línea

En lo que respecta al IES Rafael Alberti, el centro se encuentra en la misma situación que el año pasado. Es decir, Educación cerró también una unidad a la espera de reabrirla si en septiembre se producía un aumento del número de alumnos. Entonces, se dio esta circunstancia y el centro conservó las dos unidades. Y eso es lo que el instituto espera que ocurra de nuevo. Además, el instituto sufre, por falta de alumnos, el cierre de un Aula Específica para escolares con Necesidades Educativas Especiales.

Por su parte, el cierre de la línea en el IES Drago ha alertado a la AMPA del colegio público Reyes Católicos al ser este instituto su centro adscrito de referencia.

Contra los conciertos

Precisamente este jueves se concentraron familias afectadas por los cierres de unidades y representantes de la Coordinadora de la Escuela Pública de Cádiz y de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Flampa Gades) en la Delegación de Gobierno, donde entregaron varias reclamaciones a la administración autonómica.

Allí, las noticias sobre el Drago y el Rafael Alberti obtuvieron la respuesta de la Coordinadora de la Escuela Pública de Cádiz. Su portavoz, Lola Ruiz, fue muy contundente al señalar que “esto es como si te pegaran sobre lo pegado”, para añadir que “no es cierto eso que dicen que se pueden recuperar en septiembre. No se abren jamás”. La Coordinadora no puede entender “que unos gestores de la administración pública se estén cargando de esta manera la escuela pública. Un gestor público debería estar ahora mismo rompiéndose la cabeza para dotar a la escuela pública de los mejores recursos personales y materiales, pero se están dedicando a desmantelarla cerrando líneas incluso antes de empezar el proceso de escolarización”. Lola Ruiz apuntó que “aducen que no hay alumnado cuando en el IES San Severiano hay más de 30 familias que se han quedado sin plaza pese a demandar el centro. Esto significa que la escuela pública va muriendo poco a poco. Se la están cargando los propios gestores de la administración pública”.

A juicio de Ruiz “o blindan a la escuela pública y no se cierra ni una línea más o que abran los conciertos con las privadas y los rompan, porque ya no tienen sentido. La escuela pública tiene capacidad suficiente para atender al alumnado de Cádiz. No necesitamos más conciertos”. Estimó asimismo que “las familias que quieran llevar a sus hijos a la privada tienen todo el derecho, pero la pública tiene que estar mantenida y bien dotada. Mientras, la concertada sigue teniendo sus líneas blindadas hasta dentro de cuatro años”. La portavoz de la Coordinadora de la Escuela Pública concluyó que “si hay un descenso de la natalidad vamos a reorganizar esos conciertos, vamos a abrirlos y estudiarlos. Si no hace falta concertar tantas plazas, que no se concierten. Y si hace falta se baja la ratio”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios