Sucesos

Detienen a una madre y su hijo por agredir y retener a una joven alemana en el barrio de San Juan

  • La joven tuvo que esconderse en el garaje del inmueble, semidesnuda y empapada de agua, tras ser amenazada con un cuchillo

  • En su huida fue alcanzada por una maceta lanzada por los ahora arrestados

  • Ambos han sido puestos en libertad con cargos después de que la víctima no se presentara a declarar en sede judicial

La vivienda donde se produjeron los hechos. La vivienda donde se produjeron los hechos.

La vivienda donde se produjeron los hechos.

Comentarios 4

La Policía Nacional ha detenido a dos personas, una madre y su hijo, de 45 y 24 años respectivamente, después de que supuestamente agredieran, pincharan con un cuchillo de cocina y retuvieran contra su voluntad a una joven en la conocida como Casa Juan Paje de la calle Obispo Urquinaona, en el gaditano barrio de San Juan.

Los hechos sucedieron a las nueve y media de la mañana de ayer miércoles, cuando una vecina, oyendo fuertes gritos, decidió llamar al 091. Cuando llegaron los agentes encontraron a la víctima, de 33 años y de nacionalidad Alemana, en el interior de un garaje acompañada de otra persona. Allí se había ocultado para protegerse de los agresores, semidesnuda, completamente mojada, con la cara llena de tierra negra y con restos de sangre. 

La joven afirmó que había sido agredida por estas dos personas y que incluso le habían pinchado con un cuchillo de cocina en el brazo, además de presentar golpes en la cabeza y en la cara. Por ello insistía en que debía abandonar el lugar rápidamente por temor a ser agredida de nuevo. La mujer presentaba un estado de gran agitación y nerviosismo, por lo que los policías tuvieron que retenerla para que colaborara con ellos en la identificación de los presuntos agresores.

Tras pedir refuerzos los agentes subieron a la cuarta planta para asegurar la zona, encontrándose la puerta del domicilio donde se produjo la agresión abierta, con un varón abandonando el lugar, por lo que fue reducido por los agentes. 

Tras entrar en el domicilio se encontraron con la madre del supuesto agresor, que finalmente, tras ser oída en declaración, también fue detenida. Al parecer, y según la versión de ambos, madre e hijo acusaban a la víctima de haberles robado 40 euros y un teléfono Samsung S5. Al percatarse fue a buscar a la alemana que, según dijeron, estaba manteniendo relaciones sexuales con otro de los ocupantes de la casa en el interior del baño. Este hombre explicó la secuencia de los hechos, diciendo que el detenido lanzó un fuerte puñetazo en la mandíbula de la joven y que tras caer al suelo la introdujo a la fuerza en la cocina, impidiéndole salir y exigiéndole una cantidad de dinero que la joven dijo no tener. De hecho, tras ser registrada por la Policía no se le encontró a la chica ni los billetes ni el móvil que supuestamente había sustraido.

En un despiste de los agresores la víctima pudo escapar y bajar las escaleras mientras el hijo de la moradora le tiraba las macetas que encontraba en el patio, llegándole a impactar una de ellas en la cabeza, motivo por el cual está ensangrentada y llena de tierra negra.

Tras escuchar lo sucedido los agentes procedieron a la detención de la moradora de la casa y su hijo como presuntos responsables de los delitos de detención ilegal, lesiones y amenazas graves. 

Ambos han sido puestos en libertad con cargos después de que la víctima no se presentara a declarar en sede judicial

Según fuentes consultadas por este diario, la vivienda en cuestión parece ser que es frecuentada por toxicómanos que consumen allí sustancias prohibidas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios