Cádiz

Coronavirus en Cádiz: 90.000 euros mensuales en manos de la Corporación

  • Villero insiste en su propuesta de destinar la asignación de los grupos y parte del sueldo de los concejales y asesores a la lucha contra el coronavirus

Domingo Villero, concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Cádiz. Domingo Villero, concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Cádiz.

Domingo Villero, concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Cádiz. / Julio González

Lo ha solicitado por escrito, lo planteó en el pleno telemático de la pasada semana, y ahora vuelve a insistir. El concejal no adscrito, Domingo Villero, pone en manos de la Corporación una dotación económica con la que atender a las necesidades derivadas en Cádiz por la epidemia del coronavirus, que oscilaría entre los poco más de 50.000 y los más de 90.000 euros mensuales.

Para ello, plantea que los grupos municipales renuncien a su retribución mensual en favor de estas inversiones que vienen de la mano del Covid-19; una cuestión que para Villero cobra fuerza después de que hace unos días así lo haya acordado el Ayuntamiento de Arcos de la Frontera (en favor de Cáritas de aquella localidad). En el caso de la capital, la propuesta se amplía con la entrega del 50% de la asignación que percibe cada concejal, algo que extendería también a los asesores.

¿En qué se traduce esta propuesta? Para profundizar en la intención de Villero, hay que remontarse al 2 de julio del pasado año, cuando los concejales recién elegidos en las urnas acordaban las cantidades económicas que estarían en vigor hasta 2022. Tres son los capítulos a tener en cuenta en este sentido.

En primer lugar, el relativo a los grupos políticos que reciben una asignación mensual nada desdeñable de un importe fijo de 2.981 euros por grupo y otros 1.214,40 euros por cada concejal que tenga ese grupo. Y eso se traduce en una partida total de 43.498,40 euros al mes (con partidas que oscilan desde los 18.768,20 euros que percibe Adelante Cádiz a los 5.409,80 euros de Ciudadanos).

En segundo lugar, hay que tener en cuenta el capítulo de concejales, cuyas retribuciones dependen de si tienen dedicación exclusiva (los trece del equipo de gobierno, incluido el alcalde, además de las portavoces de PP, Carmen Sánchez, y PSOE, Mara Rodríguez, que perciben un bruto anual de 38.326,76 euros en 14 pagas, lo que da de resultado 2.773,34 euros en cada una de esas pagas), si son portavoces (solo Lucrecia Valverde, de Ciudadanos, que ingresa 1.750 euros mensuales), o si son concejales ‘de raso’ en la oposición (en cuyo caso la cantidad económica que perciben es de 700 euros en concepto de asistencia a plenos).

Y por último, hay que incluir a los asesores, también repartidos en tres escalafones: los jefes (de Alcaldía y de Prensa, con un sueldo bruto de 47.093,85 euros), los asesores (trece en total, con el mismo sueldo que los concejales con dedicación exclusiva), y los administrativos (cuatro, que perciben 24.360,56 euros repartidos en catorce mensualidades, por lo que quedaría una partida de 1.740,04 euros).

Teniendo en cuenta todo ello, la propuesta de Villero reportaría al Ayuntamiento 93.894,53 euros al mes, equivalente al 100% de la asignación de los grupos y el 50% de las cantidades que perciben los concejales (que significaría 25.525,50 euros) y los asesores (otros 24.870,63 euros).

No obstante, esta propuesta también podría tener otra lectura, menos lesiva para la economía personal de concejales y asesores, consistente en aportar el 50% de la partida correspondiente a la asistencia a plenos (fijada en 700 euros). Una partida de 16.100 euros al mes que se unirían a los 43.498,40 euros que se entrega a cada grupo, para dar una partida final de 59.598,40 euros. Cifra que, a su vez, quedaría reducida hasta los 46.298,40 euros si de la propuesta salieran los asesores.

Unas cifras ciertamente interesantes para un Ayuntamiento que reclama ayudas a otras administraciones e instituciones para obtener fondos con los que luchar contra el coronavirus, pero de las que hasta el momento sólo se contabiliza el 100% de la asignación de Villero, que ha decidido renunciar a ella mientras dure esta situación. “La necesidad en la calle es muy grande y en mi opinión no se puede mirar hacia otro lado en estas cuestiones en las que hay que dar ejemplo desde lo público”, reclama el concejal no adscrito, que hasta el momento sólo ha recibido el silencio del resto de partidos políticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios