Aparcamiento en Cádiz La Avenida tendrá zona azul desde La Cierva hasta Cortadura

  • La reurbanización del Paseo Marítimo lleva a Emasa a trasladar el aparcamiento regulado a la principal vía de la ciudad

Un parquímetro de zona azul. Un parquímetro de zona azul.

Un parquímetro de zona azul. / Julio González

Comentarios 47

El aparcamiento en el entorno de la playa se complicará este año algo más que los veranos anteriores. La reurbanización del Paseo Marítimo, que ha eliminado el tráfico y el estacionamiento desde Ingeniero La Cierva hasta Cortadura, traerá consigo un efecto secundario. El Ayuntamiento va a habilitar como zona azul todo el estacionamiento a uno de los lados de la Avenida principal de la ciudad en esa zona desde Ingeniero la Cierva hasta el final de la ciudad.

La medida, que ha conocido este periódico, busca compensar esa pérdida de aparcamientos en zona azul que había en el Paseo Marítimo de cara a la actividad de la empresa municipal de aparcamientos (Emasa); y al mismo tiempo, busca evitar que en la principal vía de la ciudad se produzcan esos estacionamientos eternos (los denominados coches–lapa) durante toda la época estival.

Por su parte, seguirá siendo de aparcamiento libre el otro lado de la Avenida, el que colinda con el barrio de La Laguna, que no se verá afectado por la reurbanización del Paseo Marítimo.

Esta medida, que ya ha sido aprobada por la Junta de Gobierno Local, estará activa desde el próximo 1 de julio hasta el 15 de septiembre, que es el período habitual en que Emasa pinta de azul el Paseo Marítimo y parte de su entorno.

Al mismo tiempo, las calles perpendiculares a la Avenida y a la playa serán en las que queden distribuidos los distintos estacionamientos reservados a los servicios propios de la temporada de playas: Policía Local, ambulancias, socorrismo, o carga y descarga coparán los pocos estacionamientos que existen en esas calles que conectan la Avenida y el Paseo y que también se han visto afectadas, en algunos casos, por la implantación del carril bici.

En principio, no parece que esté previsto repetir en esa zona de la playa la fórmula del pasado año de habilitar una zona naranja que a priori suponía una ventaja para los vecinos –que pueden estacionar en esos sitios por un euro al día si obtienen la pertinente tarjeta– a la vez que un encarecimiento del precio por hora para el resto de conductores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios