Cuaresma 2019

El tercer paso de Piedad

  • La hermandad rinde culto al Señor de la Humillación desde el año 1940, aunque no forma parte del título

  • La imagen sale este viernes en vía crucis por las calles de Santiago

Altar del triduo que estos días dedica Piedad al Señor de la Humillación Altar del triduo que estos días dedica Piedad al Señor de la Humillación

Altar del triduo que estos días dedica Piedad al Señor de la Humillación

Esta noche recorrerá las calles del entorno de Santiago el Señor de la Humillación, un Cautivo al que rinde culto la cofradía de Piedad pero que siempre ha ocupado un papel bastante secundario en esta corporación. Tanto, que ni siquiera forma parte del título (reservado al Cristo de la Piedad y a la Virgen de las Lágrimas), pese a haber procesionado durante años en la Semana Santa como segundo paso de esta hermandad antes de la llegada del palio.

Fue en los años 40 del siglo pasado cuando la familia Azpeitia, que vivía en la calle Pelota, dona la imagen a la hermandad del Martes Santo. Una imagen que al parecer era un San José que el gaditano Láinez Capote transformaría en Cristo maniatado, con las manos a la espalda, y que en los 90 volvería a ser intervenida, en esta ocasión por el sevillano Ángel Rengel para, entre otras actuaciones, tallarle un nuevo cuerpo. A su llegada a la hermandad estuvo procesionando durante más de una década, hasta que ‘desapareció’ de la Semana Santa a mediados de los sesenta.

El actual hermano mayor de la cofradía, Juan Carlos Torrejón, precisa que pese a no estar incluido en el título de la cofradía, las actuales reglas sí contemplan que se dediquen cultos a esta talla que ha llegado a atribuirse a Pedro Roldán. “Antes se le hacían cultos con motivo de Cristo Rey, cuando se exponía en besamano; y ya luego se modificaron por el actual triduo y vía crucis que tiene en Cuaresma”, explica Torrejón, que confiesa la existencia de un planteamiento en la hermandad “de hacer algo más que no sea este sencillo triduo”. Entre otras opciones, se podría barajar la posibilidad de una salida en la jornada del Viernes de Dolores por el entorno de Santiago, por ejemplo.

Lo que no se plantea la hermandad de ninguna manera en el tiempo actual es incorporar un tercer paso a la jornada del Martes Santo. “Tenemos los pies en el suelo, y no hay cortejo para ello ni tampoco la hermandad podría sostener económicamente la realización de un nuevo paso ni su puesta en la calle con lo que conlleva de flores, banda o cera”, comenta al respecto Juan Carlos Torrejón. La cuestión económica, de hecho, fue la que motivó en la década de 1960 que esta imagen dejara de procesionar.

Pese a la calidad de la talla y la notable llamada a la devoción, el hermano mayor de Piedad reconoce que en el seno de la cofradía no ha gozado nunca de especial vinculación, “seguramente porque la hermandad no haya sabido enfocar el culto o el acercamiento de la imagen a los hermanos”. Curiosamente, “sí es una imagen que despierta más la devoción de gente ajena a la hermandad, que frecuenta Santiago o que la visita de manera periódica”.

El Señor de la Humillación llegó a procesionar hasta mediados de los años 60

Con la posibilidad de rendir otro tipo de culto al Señor de la Humillación en un futuro, Torrejón también deja abierta la opción de incorporar esta advocación al título de la hermandad con motivo de la revisión de las reglas que se quiere acometer en esta nueva etapa que acaba de comenzar la junta de gobierno. “Hasta ahora no ha habido inquietud, más allá de algún tímido intento que no prosperó en su momento. Pero la imagen es propiedad de la hermandad, lleva con nosotros desde 1940 y se le rinde culto todos los años”, valora el hermano mayor.

A la espera de lo que pueda deparar el futuro, la espectacular talla del Señor de la Humillación volverá a recorrer esta noche, como cada Cuaresma, las calles del entorno de la iglesia de Santiago. Lo hará saliendo por la puerta de la calle Compañía (puerta principal del templo) para dirigirse a Catedral, Magistral Cabrera, Obispo Urquinaona, Compañía, Santiago, Barrocal, Obispo Urquinaona, Candelaria, Santiago y Compañía; con una cuadrilla organizada por los jóvenes Daniel Pavón y Luis Jiménez, miembros de la junta de gobierno de la hermandad. Quién sabe si el día de mañana protagonizará otro tipo de salida en la jornada del Viernes de Dolores, otros cultos más concurridos, o una cabecera de cortejo como tercer paso de la hermandad del Martes Santo.

Curiosamente, un caso parecido tiene esta hermandad de Piedad con la Virgen del Poder Divino, a la que rinde culto cada año e incluso ha sacado en procesión y en los últimos años en rosario de la aurora, sin que haya planteamiento formal de incorporarla al título de la corporación (aunque, en este caso, se trata de una imagen que no es propiedad de la cofradía).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios