La mañana del Jueves Santo

Semana Santa de Cádiz: Santa María sale al encuentro del Nazareno

  • La visita oficial al Regidor Perpetuo centra el protagonismo de la mañana del Jueves Santo

Varios devotos rezan al Nazareno de Santa María Varios devotos rezan al Nazareno de Santa María

Varios devotos rezan al Nazareno de Santa María / Julio González

El Jueves Santo es el día grande del barrio de Santa María. Una jornada en la que los vecinos se echan a la calle para recibir a su Nazareno. Una devoción que da carácter a todo un vecindario y que se nota desde las primeras horas de la mañana hasta la recogida ya bien entrado el Viernes Santo. 

A pesar del coronavirus, Santa María sigue mirando hacia su Nazareno con la esperanza puesta en el fin de la pandemia. Mientras tanto, y en esta Semana Santa tan atípica, los devotos se han adaptado a la situación para vivir su fe de otra manera. 

Este es el principal foco de atención en una jornada rica en la que deberían estar preparándose, además del Nazareno, las hermandades de Afligidos, Oración en el Huerto y Medinaceli para hacer la estación de penitencia en la Santa Iglesia Catedral, cerrando la jornada El Perdón en la Madrugada.

Esta mañana de Jueves Santo la meteorología ha dado un respiro a los cofrades para poder visitar los templos. Un tiempo que se agradece después de tanto levante. 

Desde muy temprano, los devotos han ido pasando por Santa María para ver al Nazareno. De momento, no se han producido grandes colas, aunque se espera que estas aumenten conforme vayan pasando las horas. 

A las 11 horas ha tenido lugar la tradicional visita oficial de las autoridades a esta cofradía, estando presidido el acto por José Manuel Verdulla, hermano mayor de la corporación. A este acto han asistido el alcalde de Cádiz, José María González; la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla; el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza; el presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Juan Carlos Jurado; y el pregonero de la Semana Santa 2021, Iván Roa. Tampoco ha faltado a la cita la exalcaldesa de Cádiz y presidenta de la Autoridad Portuaria, Teófila Martínez, igual que hiciera el pasado lunes con la archicofradía de La Palma. Junto a ella, también han asistido varios concejales del PP. 

En la capilla del Nazareno, con el Regidor Perpetuo a los pies del altar, y bajo la atenta mirada de María Santísima de los Dolores, el obispo de Cádiz, Rafael Zornoza, se ha dirigido a los presentes señalando que "es un momento difícil para todos" debido a la pandemia. Por ello, ha resaltado que "la respuesta de la gente que vivimos en el encuentro con Dios es muy importante para renovarnos interiormente". "Se está viendo la respuesta de la gente que necesita venir y orar", ha recalcado. 

En un momento de la oración, el obispo ha puesto "a los pies del Nazareno todas nuestras plegarias y los ruegos de nuestros vecinos, de los que vienen, de los que no han podido venir y, especialmente, de los que lo están pasando peor". Asimismo, también ha querido rezar "por las necesidades de tantos que están pasándolo mal no solo por la enfermedad, sino por las penurias económicas". Zornoza cerró su intervención con el Padre Nuestro. 

El pregonero de la Semana Santa, Iván Roa, se dirige al Nazareno de Santa María

En el acto también ha intervenido el pregonero de la Semana Santa 2021, Iván Roa, que ha entregado una copia de su pregón a la cofradía del Nazareno, de la que es hermano. Asimismo, a los piés del Greñúo ha recitado un pasaje del texto que mostró el pasado Domingo de Pasión en el Gran Teatro Falla. Por último, ha firmado en el libro de honor de la corporación de Santa María. 

También hubo un momento para la emoción con la saeta que le dedicó Adeli la Mojarrita al Nazareno, que se mostró muy emocionada a pesar de reconocer que "no parece que sea Jueves Santo", aunque lo importante es que "podemos estar un año más y podemos ver al Señor y la Virgen".

A esto se ha unido otra imagen curiosa de la jornada, ya que las calles Santa María y Jabonería cuentan con un camino realizado por rosas, siendo estas dos vías las que más público concentran en su recorrido.

Avanzado el mediodía, sí se vieron grandes colas en la iglesia de Santa Cruz, que acoge a las hermandades de Medinaceli y El Perdón, ambas con un gran tirón entre los fieles. Por momentos, y a pesar del amplio aforo que tiene, las filas para entrar al templo llegaron hasta la Casa del Almirante. 

La cola de fieles para entrar en Santa Cruz. La cola de fieles para entrar en Santa Cruz.

La cola de fieles para entrar en Santa Cruz. / Julio González

Allí se pudo demostrar que la Semana Santa es una tradición que pasa de padres a hijo. Pablo Ceballos Gallardo lucía su túnica y su medalla de El Perdón con tan solo 35 días. Paco Gallardo, exhermano mayor de la corporación de la Madrugada, portaba a su nieto en brazos junto a su hija, Irene Gallardo, con el orgullo de un abuelo que quiere traspasar su devoción a su nieto. 

Entre los asistentes, llamó mucho la atención los altares instalados tanto por Medinaceli como por El Perdón. Especialmente llamativo fue el de la cofradía de la Madrugada, que cuenta con uno de los pasos más portentosos de la Semana Santa gaditana. 

El contraste a estas imágenes se debía haber visto en la iglesia de San Lorenzo Mártir tras el llamamiento realizado por Afligidos a sus hermanos para que rezaran desde la distancia con el objetivo de preservar la seguridad de los hermanos ante el coronavirus. De hecho, la hermandad no ha montado ningún altar especial. Sin embargo, la cola de fieles ocupó por momentos un buen tramo de la calle Sagasta, especialmente en el momento en el que las puertas del templo se cerraron para el rezo del Ángelus. 

Por su parte, la iglesia de San Severiano también ha recibido a muchos hermanos del Huerto para contemplar a sus titulares, aunque se espera que el ambiente crezca esta tarde con la celebración de los oficios a las 18.30 horas y de la Hora Santa ante el Señor de la Oración en el Huerto a las 21 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios