Cuaresma 2019 El Cristo de la Expiración se repone al culto el sábado tras su restauración

  • La imagen fue retirada de Santa Catalina hace seis meses y ha sido intervenida por Pilar Morillo

El Cristo de la Expiración, en su salida del Viernes Santo. El Cristo de la Expiración, en su salida del Viernes Santo.

El Cristo de la Expiración, en su salida del Viernes Santo. / Julio González (Cádiz)

Seis meses llevan los hermanos de Expiración sin ver a su titular. La ausencia del Crucificado al culto con motivo de su restauración llegará a su fin el próximo sábado, fecha anunciada por la hermandad para la reposición al culto de esta imagen genovesa que ha sido intervenida por la restauradora gaditana Pilar Morillo en el taller que comparte con Álvaro Domínguez.

La iglesia de Santa Catalina, sede provisional de la parroquia del Santo Ángel y, con ello, de la cofradía de Expiración, abrirá sus puertas el sábado a las seis y media de la tarde para que sea de nuevo contemplado al culto el Cristo. Además, se celebrará una misa a las siete y media, precedida media hora antes del rezo del rosario.

La hermana mayor de Expiración, Elisa Montero, no esconde la alegría que supone para la hermandad la finalización de estos trabajos y el regreso del Crucificado. “Estamos impacientes por verlo”, indica al respecto, asegurando que la imagen “va a llamar la atención” por el resultado de la intervención a la que ha sido sometida. “No es que vayan a ver un Cristo distinto, ni nada parecido; pero la talla estaba muy ennegrecida y se ha limpiado por completo”, destaca Montero, que ha confirmado que la restauración ya ha concluido, a la espera únicamente del traslado de la talla y la apertura del templo el próximo sábado. A este escenario se suma la ausencia de constancia de alguna intervención anterior “al menos desde mitad del siglo XIX, más allá de alguna intervención puntual que sí puede haber sufrido porque eran normales en algunas épocas”.

“Han sido unos meses bastante extraños para nosotros, porque el Cristo además ocupa el altar mayor en Santa Catalina y la iglesia se ha visto vacía en estos meses”, comenta la hermana mayor de esta cofradía del Viernes Santo, que añade que la intervención del Crucificado ha coincidido en el tiempo con la que la propia Pilar Morillo está realizando al titular de la parroquia, el Santo Ángel Custodio.

La restauración del Cristo de la Expiración coincide con la celebración del 75 aniversario fundacional de la hermandad. De hecho, la hermana mayor considera que se trata “del culmen del aniversario para nosotros”. “Más allá de otros actos y cultos que hemos organizado con mucha ilusión, lo más esperado es la venida del Cristo. Llevamos muchos años queriéndolo hacer y nos ha tocado ahora, lo cual supone una satisfacción grande y también una motivación”, indica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios