San Fernando

El problema de los ruidos del IES Las Salinas llega al Defensor del Pueblo

  • Su reaparición cuando el problema se daba por zanjado obliga a iniciar los trámites desde el principio para verificar que se superan los niveles con nuevas mediciones y eso supone un proceso de varios meses 

Stacey Mures, la vecina que denunció el exceso de ruido del IES Las Salinas, junto a una de las turbinas de aspiración, en una imagen del pasado abril. Stacey Mures, la vecina que denunció el exceso de ruido del IES Las Salinas, junto a una de las turbinas de aspiración, en una imagen del pasado abril.

Stacey Mures, la vecina que denunció el exceso de ruido del IES Las Salinas, junto a una de las turbinas de aspiración, en una imagen del pasado abril. / Román Ríos (San Fernando)

Comentarios 1

Lejos de solventarse, el problema de los ruidos del IES Las Salinas que afectan al vecindario se enreda cada vez más. Tras la denuncia, cursada semanas atrás, de que los ruidos de turbinas y sistemas de extracción que dan servicio a los módulos de carpintería metálica y de madera que se imparten en este centro habían reaparecido, Stacey Mures Torrejón, la vecina de la avenida Al Ándalus que promovió la denuncia en su momento, ha decidido recurrir al Defensor del Pueblo en busca de una solución. 

Como en el pasado otoño, tras la adopción de medidas correctoras por parte de la delegación territorial de Educación, se dio por zanjado el problema comprobando con nuevas mediciones que los niveles de ruido se ajustaban a los parámetros legales, ahora -explica Mures- es necesario empezar desde el principio todo el trámite de la denuncia. Y eso supone, en el mejor de los casos, varios meses. De hecho, recuerda la vecina afectada, la primera denuncia se realizó en 2016 y tardaron más de año en realizar las mediciones para comprobar que, efectivamente, se superaban los niveles legales. Hasta marzo de 2018 no se dictó una resolución que tardó también más de un mes en llevarse a la práctica con el precinto de las instalaciones. 

"No es justo que tengamos que seguir soportando esta situación y que las administraciones me obliguen, una y otra vez, a certificar el origen de un problema que es más que evidente. El problema no se ha solucionado, al menos eficazmente. Por ello he pedido al Ayuntamiento de San Fernando, sin respuesta alguna, que actúe de oficio, con celeridad en este problema", explica. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios