Tasas e impuestos

Las ordenanzas fiscales de 2021 de San Fernando, a pleno para su aprobación definitiva este lunes

  • El gobierno ha convocado sesión extraordinaria para que los nuevos impuestos y tasas entren en vigor el día 1 de enero

Panorámica de una parte de San Fernando.

Panorámica de una parte de San Fernando. / Román Ríos

La Corporación Municipal está convocada para el lunes a pleno extraordinario para la aprobación definitiva de las modificaciones de ordenanzas fiscales de 2021 para su entrada el vigor el 1 de enero. Desde el gobierno municipal se destaca su apuesta por la congelación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el aumento de los bonificaciones de tasas e impuestos, mientras la oposición ha reclamado con sus alegaciones una rebaja para atender a las consecuencias económicas y sociales de la pandemia del covid-19.

Andalucía por Sí (AxSí) planteaba hace unos días la bajada del IBI al considerar "insuficiente" su congelación atendiendo al escenario actual: este año se ha subido un 6%. Otra forma de atender a las necesidades de las familias pasa, según el portavoz andalucista, Fran Romero, por bonificar las tasas de agua, alcantarillado y basura. Se beneficiarían las familias con ingresos inferiores al IPREM (el indicador de referencia de la renta). Bonificaciones de hasta un 95% en viviendas públicas de protección oficial y las destinadas al alquiler social, idéntica bonificación en el caso de inmuebles de actividades económicas destinadas a ocio, hostelería, comercio y cultura y otras medidas fiscales para la reactivación económica son sus recetas.

La rebaja del IBI es la forma en que el Partido Popular (PP) cree que se pueden "encauzar" las ordenanzas fiscales de 2021. Hasta 18 alegaciones ha presentado ante la "disconformidad" evidente con las medidas del gobierno municipal, al que critica el presidente de la formación, José Loaiza, por "el escaso esfuerzo realizado por este equipo de gobierno para reducir la carga fiscal municipal y adaptarla a la situación de crisis que estamos viviendo". Los populares lamentan que de las 35 ordenanzas fiscales municipales vigentes solo cinco tienen reducciones o bonificaciones para 2021.

Desde el gobierno municipal, sin embargo, defienden las modificaciones propuestas, con la especial incidente de la congelación del IBI. A eso suman el aumento de los umbrales para acogerse a las bonificaciones, al entender que de esta forma más personas y familias pueden verse beneficiados. La alcaldesa, Patricia Cavada, pone de ejemplo, sin cifras exactas, que "si antes para beneficiarse tenían que cobrar 300 euros ahora se sube a 550 euros". La regidora recuerda que a pesar de la bajada de ingresos y de la congelación del IBI y de la mejora de las bonificación el Ayuntamiento mantiene el esfuerzo inversor y de cobertura social, además del aumento del gasto de los servicios municipales para responder a la situación del covid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios