Flamenco en San Fernando La noche más esperada en el Parque

  • El balance del festival es según los organizadores bastante positivo, también para los artistas

  • Las cifras se asemejan mucho a las de la quinta edición

El Cañejo de Barbate, durante su actuación en el Parque. El Cañejo de Barbate, durante su actuación en el Parque.

El Cañejo de Barbate, durante su actuación en el Parque. / Román Ríos

La Isla Ciudad Flamenca está acogiendo, en cada evento, a un número considerable de público. Los artistas que participan sienten el calor del público y el respaldo de los isleños que, de forma asidua, llenan los espacios públicos y privados donde se organizan los actos. El sábado tuvo lugar en el Parque Almirante Laulhé uno de los actos más esperados del esta sexta edición del festival. Se preparó el escenario en el auditorio al aire libre del parque, por donde pasaron y actuaron los artistas que formaban parte del cartel de esta noche especial. Fue un acto gratuito que acogió a bastante público y uno de los eventos más esperados. "Es de las noches más especiales del festival, en la cual podemos ver a distintos artistas deleitando a todo el público de La Isla", afirma Javier Fernández, Chico, de Flamenco La Isla.

A partir de las 21.00 horas comenzó a llegar público a las gradas y al improvisado patio de butacas en el auditorio. La mayoría iban escogiendo asiento cerca del escenario para poder ver mejor a los artistas que allí iban a encontrarse. A las 22.00 horas comienza a cantar el isleño Raúl Beneyto, que afirmó que estaba bastante nervioso e ilusionado por volver a cantar en su tierra.

Más tarde, a las 22.40 horas, le llegó el turno a Cañejo de Barbate que con su peculiar estilo levantó más de una voz entre el público del Parque. Uno de los momentos más esperados lo protagonizó el del Niño del Parque, que a las 23.40 horas llenaba de aplausos toda la zona. Fueron muchos los amigos y familiares del artista que se pasaron por la lugar para ver cantar al niño de su barrio. "Es un gran artista y lo queremos mucho", afirmaba una señora que se encontraba entre el público.

Una vez finalizada la actuación del artista de La Isla, le llegó el turno a Rancapino Chico. Las voces del lugar se silenciaron cuando apareció la voz de este artista que, al parecer, tiene muchos seguidores y admiradores.

La Isla Ciudad Flamenca llega a su fin esta semana y los artistas del festival ya hacen balance con alabanzas a la labor de los organizadores. "Chico es un gran organizador y creo que está haciendo bastante por el flamenco en la ciudad. Está dando viabilidad a muchos artistas", afirmaba Raúl Beneyto previo a empezar el concierto. "Creo que este festival está dándonos mucho a los artistas. Son muchos los compañeros que han tenido que marcharse para poder triunfar y vivir del flamenco. Yo, por ejemplo, vivo del flamenco durante seis meses pero la otra mitad del año estoy trabajando en mi tierra, en Barbate", explicaba el Cañejo de Barbate.

Por su parte, Chico hacía un balance positivo del festival afirmando que está teniendo bastante afluencia, tanto en el ámbito privado como público. "Estamos bastante contentos y vemos que el festival está teniendo buena acogida. La Venta de Vargas tiene sus espectáculos completos y ya no hay entradas en muchos", detallaba Chico.

En comparación al año pasado, el organizador del festival aportaba indicios que vislumbraban poca diferencias entre la celebración del festival del año pasado y este, llegando el empresario a recalcar que "no hay mucha diferencia entre el año pasado y este". "Vemos la misma afluencia de público, ni ha aumentado ni disminuido, se mantiene", finalizaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios