🍨🍨 La Ibense de Sanlúcar no cierra

San Fernando

Tarde de Corpus y tradiciones

  • Niños de primera comunión, representaciones institucionales y militares, romero por las calles, altares y alfombras florales... La Isla celebra ese Corpus que ha fraguado a lo largo de la última década 

El cortejo del Corpus avanza por la calle Real ya de regreso a la Iglesia Mayor.

El cortejo del Corpus avanza por la calle Real ya de regreso a la Iglesia Mayor. / Román Ríos (San Fernando)

Ha sido un Corpus tardío que se ha adentrado en el verano y, quizás por ello, ha resultado algo menos concurrido de lo habitual. Especialmente al principio del recorrido, como suele ocurrir. A veces hay que esperar un poco a que La Isla se despierte. Aunque más tarde la presencia de público se ha hecho 0notar cuando la procesión ha enfilado su recta final, ya de regreso por la calle Real. 

Pero resulta innegable que la procesión eucarística ha sido fiel a la revitalizada tradición y ha hecho evidentes esfuerzos por mantener intacta su esencia y brillar con todo su esplendor en la calle: representaciones militares e institucionales en un cuidado cortejo, romero –cada vez menos, eso sí– esparcido a lo largo del recorrido, niños de primera comunión, hermandades y cofradías al pie del cañón, altares y alfombras para hacer más vistosa la solemnidad y ganar la atención del público...

El obispo diocesano, Rafael Zornoza, ha presidido el pontifical eucarísitico y ha acompañado al paso de la Custodia en su céntrico recorrido por San Fernando.También la Corporación Municipal –presidida por la alcaldesa, Patricia Cavada– ha estado presente en el cortejo que ha repetido su itinerario de toda la vida: desde la Iglesia Mayor hasta la Alameda y vuelta por la calle Real. Para los nuevos ediles elgidos en las pasadas elecciones municipales ha sido su estreno, su debut en el primer gran acto de ciudad.

Porque el Corpus –y esa es una de las premisas en las que viene trabajando la comisión creada en 2011 y participada por el Ayuntamiento y el Arciprestazgo– es un acto religioso pero también una tradición de la ciudad por la que se viene luchando desde hace una década. El programa de actos que precede a la celebración, la edición del cartel para anunciar la solemnidad y otras actividades de la misma índole dan buena cuenta de ello.

El Corpus ha sido en gran medida ese Corpus de La Isla que se ha fraguado a lo largo de la última década. Un Corpus hecho a la medida de la ciudad, más acorde con los tiempos, con un protocolo más cuidado para conseguir una mayor solemnidad, pero también un Corpus que intenta en todo momento no perder su esencia de siempre. 

Un Corpus que ha vuelto a contar con las imágenes del Patrón San José y de la Patrona, la Virgen del Carmensin acompañamiento musical alguno, algo que para muchos sigue siendo difícil de digerir. Ambos han precedido al paso de la Custodia en su recorrido por la ciudad. También ha estado presente en el cortejo el clero, el Ayuntamiento y la representación de las Fuerzas Armadas, incluida la banda de música del Tercio Sur, una escuadra de gastadores y, esta vez, una sección de Infantería de Marina para cerrar la larga comitiva que se ha desplegado por todo el centro de San Fernando tras la celebración de la eucaristía oficiada por el obispo en la Iglesia Mayor Parroquial.

La bendición desde el altar instalado en la plaza de la Iglesia, pasadas las nueve de la noche, ha puesto el punto final a este Corpus que ha coincidido con las vísperas de San Juan y que ha tenido su glorioso epílogo con el regreso de la Patrona a la iglesia del Carmen, 

Por la mañana se han fallado también los premios de los concursos de altares –que han sido para Medinaceli (primero), Soledad (segundo) y Jesús Noriega (tercero)- y de alfombras florales: que han recaído, respectivamente, en las hermandades de la Caridad y de la Soledad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios