El actor isleño, en uno de sus grandes papeles Martín Bello, con el sello de La Isla

  • Su papel en la serie sobre la vida de Luis Miguel, donde interpreta a Tito, uno de los personajes principales, le ha dado más de una grata sorpresa. Sobre todo, al otro lado del Atlántico

Todavía le cuesta creerse lo que está ocurriendo. Especialmente al otro lado del Atlántico, en México pero también Chile, Ecuador, Argentina... ¡Hasta Brasil! Allí la serie de televisión es todo un fenómeno, lidera audiencias, arrastra a miles de seguidores y acapara los comentarios de las redes sociales. También, aunque de manera más discreta, en España, donde se ha convertido en una de los títulos del momento más vistos en la plataforma de Netflix. Hablamos de Luis Miguel, la serie biográfica que cuenta la vida del ídolo mexicano. Y del actor isleño Martín Bello, que interpreta -aunque muchos en San Fernando lo desconozcan todavía- a uno de los personajes principales, el de Tito. Sin duda, uno de los grandes papeles en los que le ha tocado meterese a lo largo de una carrera que empezó a despuntar, precisamente, con la película Camarón de Jaime Chávarri, donde el cañaílla interpretaba al hermano del mítico cantaor.

"Es un personaje complejo. Tuve que engordar un montón de kilos para meterme en la piel de Tito, que es el tío del cantante Luis Miguel. Aparece en los trece episodios de la temporada y tiene una evolución muy muy interesante, que va creciendo hasta llegar a los capítulos finales", explica el actor isleño formado en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga, al que este trabajo le ha dado más de una sorpresa. Una de las más gratas ha sido volver a trabajar con Óscar Jaenada, al que le une una gran amistad desde el rodaje de la película de Camarón. "Pues sí, la verdad es que tenemos una conexión especial. Y eso se nota cuando actuamos. Somos amigos desde hace 20 años. También coincidí con él en el rodaje de la película del Ché y ya en la primera escena que empezamos a rodar soprendió esa conexión. Íbamos a saco, quiero decir que Óscar -que interpreta al padre de Luis Miguel- me miraba y yo ya sabía por dónde iba... Eso se ha notado en la serie y, desde luego, ha sido muy bonito". Quizá, el ejemplo más característico de esa afinidadfue el rodaje de una escena en la que ambos, que tenían que pelearse, decidieron pegarse de verdad por aquello de darle realismo a la cosa. "Con otro actor hubiera sido imposible. Y la escena quedó brutal... Claro, solo hicimos tres tomas para no hacernos daño", recuerda Martín.

El saludo gaditano 'qué pasa picha' se convirtió en la frase más popular del personaje

Con Óscar además compartía residencia -vivían en apartamentos distintos en el mismo bloque de edificios- y casi todas las vivencias fuera de rodaje durante los cinco meses que estuvo en México. Entre ellas, claro, el fenómeno que desató la serie que Televisa emitió entre abril y julio, a razón de episodio por semana. Reconoce el actor isleño que no estaba preparado para ese impacto. "Claro, hablamos de Luis Miguel, que es toda una celebridad en latinoamerica y que ha vendido más de cien millones de discos a lo largo de su carrera", apostilla. Y esa popularidad llegó también de manera muy especial a los personajes más complejos de la serie, el del padre -que interpretaba Óscar Jaenada- y el de Tito, que es el que hace Martín Bello. Hasta que no vio la repercusión de la serie en Twitter, en Instagram, en prensa, los mensajes de célebres youtubers no empezó a darse cuenta del calado de lo que estaba ocurriendo. "Hay hasta camisetas con mi personaje, memes y stickers para Instagram", dice soprendido todavía. "La verdad es que ha sido muy loco", admite. Sobre todo en México y latinoamerica.

Aunque Martín Bello se queda, sobre todo, con una cosa. Es anecdótico pero allí, al otro lado del Atlántico, ha tenido una repercusión tremenda. Cuando dieron forma a sus personajes -ambos españoles y de Cádiz- optaron por asumir el acento más característico de la zona. Así que el que 'qué pasa picha' se convirtió en el saludo característico de Tito. "He tenido que explicar mil veces que significaba eso de 'picha', decir que era como decir 'qué pasa güey' allí. Al final hasta terminaron por utilizar la expresión allí. Me contaban mil y una anécdotas. La plasmaron en camistas... Y eso, la verdad, es que me ha gustado bastante", cuenta Martín Bello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios