Del barrio a Instagram

Javier Chacón, el barbero de los 300.000 seguidores

  • Jugadores del Cádiz, del Betis o del Sevilla se ponen en las manos de este peluquero isleño

  • Las redes sociales han cambiado la vida de Chacón en los últimos años que ha ampliado su clientela

Javier Chacón posa en su barbería del barrio de la Bazán. Javier Chacón posa en su barbería del barrio de la Bazán.

Javier Chacón posa en su barbería del barrio de la Bazán. / Román Ríos

A Javier Chacón las redes sociales le han cambiado la vida, especialmente en el ámbito profesional, en el que gracias a Instagram ha extendido su cartera de clientes hasta horizontes que nunca se hubiera esperado. "En mi gremio lo normal sería que abrieras el negocio, te jubilaras en él y ya está", apunta. Javier es peluquero y tiene una barbería en el barrio de la Bazán, pero acumula casi 300.000 seguidores virtuales con los que comparte sus trabajos.

"Yo me lo tomo como un periodo que tengo que aprovechar, como una racha que se pasará y volveré a la normalidad", comenta este isleño de 36 años que lleva ya 20 años al frente de su propia peluquería. "Empecé con 12 años con mis hermanos, y cuando terminé el instituto hice la FP de peluquería. Con 16 años ya tenía abierto el negocio", cuenta. El paso de abrir un perfil en Instagram para compartir los resultados del manejo de la tijera hizo que todo saltara por los aires. "Pasé de los amigos y gente del barrio, a que la gente me siguiera por las redes sociales y que vinieran hasta aquí", añade. Ahora tiene clientela de Cádiz, Chiclana, Conil, El Puerto, Jerez o incluso de Sevilla. "Te diría que 8 de cada 10 clientes son de fuera", matiza.

Cuando acuden al local "flipan" porque se trata de un espacio pequeño, muy humilde. Allí sigue trabajando, aunque lo compagina con los desplazamientos para atender a clientes en otros lugares. "Voy a Sevilla una vez a la semana para pelar a algunos jugadores del Betis. Ahora tengo también a uno del Sevilla", señala sobre un grupo fiel que lo contrata mensualmente. "Son personas muy expuesta a los focos, incluso en los entrenamientos donde les hacen muchas fotos, y otros compromisos profesionales, que necesitan mostrar una buena imagen", describe.

"De primeras me adapto al clientes, analizas qué quiere y hasta dónde puedes a llegar"

Hasta dos sesiones a la semana reserva Chacón para otros futbolistas, en este caso del Cádiz. Por sus manos pasan la mayoría de los jugadores de la plantilla e incluso el entrenador. "El Shalke 04 me llevó a Alemania un fin de semana y trabajé con los jugadores", recuerda. Otros que también han conocido la destreza de Javi con los utensilios de barbero fueron los jugadores del Bayern de Munich en la temporada pasada, aprovechando un desplazamiento del equipo alemán que jugaba una eliminatoria de Champions. A la lista de clientes con nombre se suman artistas nacionales como Abraham Mateo.

Y, ¿cómo trata a su clientela? "De primeras me adapto al cliente, analizas qué quiere y hasta dónde puedes llegar. Hay personas que vienen con la línea de corte muy marcada, otros quieren un cambio. Algunos se dejan aconsejar", responde. Tiene claro, eso sí, que desde hace unos años los hombres cuidan más este aspecto, y es una moda que hace el propio hombre. "Antes solo iban a quitarse pelo, ahora buscan un estilo, se retocan cada poco tiempo y valoran más el trabajo del barbero", destaca.

"Me lo tomo como un periodo que tengo que aprovechar, una racha que pasará y que volveré a la normalidad"

Todo eso lo enseña en las redes sociales, cuyo manejo comenzó hace unos cinco años. "Antes de todo esto tenía en Facebook unos 1.000 amigos. Durante dos años las personas que me seguían en Instagram crecieron a un ritmo de unos 10.000 seguidores al mes”, ofrece datos sobre esta vorágine en la que está metido, pero que ha sabido encausar bien. A los seis meses de abrirse la cuenta (@javi_thebarber) le llegó el primer patrocinador, una marca de barbería americana muy conocida, que le obligó a mejorar la calidad de la propuesta: "Al principio no genera beneficios para contratar a alguien y tuve que aprender a manejar una réflex para hacer las mejores fotos, a editar los vídeos". Eso llevó a más sumar más seguidores, más patrocinadores y ampliar la formación que daba. "Me ha permitido viajar y conocer buenos profesionales y a mucha gente", reconoce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios