Feria del Carmen y de la Sal de San Fernando Baile, alegría y mucha luz en la primera noche

  • El real de La Magdalena volvió a llenarse de luz y color en una jornada marcada por la tranquilidad y el buen ambiente. 

Momento en que un grupo de alumnos del colegio Las Cortes encienden el alumbrado extraordinario de la Feria. Momento en que un grupo de alumnos del colegio Las Cortes encienden el alumbrado extraordinario de la Feria.

Momento en que un grupo de alumnos del colegio Las Cortes encienden el alumbrado extraordinario de la Feria. / Román Ríos

El recinto Ferial de La Magdalena volvió a llenarse de luz un año más. A las 23:01 los niños del colegio Las Cortes tuvieron el mando para encender la iluminación que, cada año, decora la Feria del Carmen y de la Sal. Fueron mucho los asistentes al acto de inauguración de las fiestas de La Isla, tanto que el público llegó a inundar las calles colindantes al recinto, con el único fin de apreciar mejor el acto de alumbrado.

El colegio Las Cortes ha sido premiado este año con la Bandera Verde por su proyecto de ecoescuela, motivo que el Ayuntamiento quiso reconocer aportándoles el honor de iniciar las fiestas. El grupo de alumnos del centro educativo estuvieron acompañados en todo momento por la alcaldesa, Patricia Cavada, y las autoridades pertinentes. No es la primera vez que el botón de encendido es pulsado por estudiantes o jóvenes.

Después de eso, la noche del jueves y las primeras horas de la madrugada del viernes transcurrieron con total normalidad. Las familias comenzaron a llenar las casetas que aportaban comida y bebida a los visitantes. Al ser jueves no festivo, el real estuvo bastante tranquilo. Los viandantes dedicaron este primer día a realizar una primera toma de contacto para los días de fiesta venideros.

Por otro lado, las casetas de las hermandades y asociaciones arrancaron con fuerza, ofreciendo sus mejores platos y engalanadas para recibir a los isleños. Mientras, las casetas más marchosas también dieron el pistoletazo de salida a unos días intensos en los que esperan acoger al mayor público posible.

Durante la noche, la zona de las casetas discotecas estuvo marcada por la tranquilidad de la jornada y el buen ambiente. No hubo ningún altercado, tanto que los propios trabajadores de las casetas se sintieron bastante satisfechos. "Hubo afluencia de público bastante joven, sin embargo a partir de las cinco de la madrugada empezamos a notar un descenso en las casetas y en todo el real. Hemos de decir que el ambiente es bastante bueno y tranquilo”, afirman algunos trabajadores.

La zona del paseo marítimo volvió a llenarse de jóvenes de todas las edades, zona que estuvo controlada por la Policía Local en todo momento. Este público acudió bien entrada la madrugada a la zona de marcha que aglutina siempre a la mayoría del público joven de la Feria.

Para hoy sábado se espera que la afluencia de visitantes aumente considerablemente. Cabe recordar que al ser fin de semana vienen visitante de toda la Bahía de Cádiz y parte de la provincia. Casetas, feriantes y comerciantes de la zona se preparan para esta noche que, esperan, sea una noche productiva, fructífera y sin ningún tipo de altercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios