La Línea: un disparate no resuelve una grave crisis

La Moncloa todavía exhibe en su webel acuerdo del Consejo de Ministros de noviembre de 2018 que comprometía 900 millones para el Campo de Gibraltar

El Ayuntamiento de La Línea de la Concepción ha optado por la vía populista para afrontar los graves problemas estructurales que desde hace décadas sufren el municipio y la comarca del Campo de Gibraltar en el que se asienta. El grupo municipal La Línea 100x100, que gestiona la corporación con mayoría absoluta, ha aprobado en el Pleno iniciar los trámites para segregarse de Andalucía y obtener del Congreso la autorización para conformar una nueva ciudad autónoma. Para ello, plantea realizar un consulta popular para que los ciudadanos refrenden la petición. No es de extrañar que desde la oposición se haya definido la maniobra como el pequeño procés. El alcalde Juan Franco opta por agitar ante sus vecinos el señuelo de la independencia como la panacea que acabará con el paro y la inseguridad que sufren. Alega que su municipio es frontera con un país extranjero, en referencia a Gibraltar, y que su economía depende del Peñón. Pero este despropósito debe impedirse porque, de lo contrario, cualquier ciudad o provincia recorrería ese camino para cristalizar cualquier descontento. Pero tampoco puede servir para ocultar el sonoro fracaso de la Administración Pública en ese territorio. Principalmente del Gobierno central. Valgan dos ejemplos. La página web de La Moncloa aún recoge el acuerdo del Consejo de Ministros de 18 de noviembre de 2018 para reactivar la comarca. "El plan contempla una inversión de más de 900 millones de euros e implica a diez ministerios", presumía el documento oficial. Inversiones en infraestructuras ferroviarias y viarias por 800 millones, una zona franca en Los Barrios que debía operar desde 2019, formación para adultos con baja cualificación, un programa para reducir las altas tasas de desempleo, entre otras actuaciones. También en 2019, la Junta anunció sus 69 medidas para atajar las consecuencias del Brexit en esa zona. Pero la realidad dista mucho de las grandes proclamas de los gobiernos para capear temporales. La Línea sigue a la cabeza de la tasa de paro en España. El negocio de la droga resulta una fácil tentación ante la falta de otras alternativas. Pero la solución jamás podrá llegar de la mano de un disparate.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios