Calle Real

ENRIQUE / MONTIEL

Hacia la verdad verdadera

He escrito la verdad verdadera, qué cosa. Ocurre que algunas veces uno quiere decir algo que no sabe decir y le salen estas cosas. La verdad que no es verdadera no es verdad y, por lo tanto, es una redundancia. Pero las encuestas afirman (¿afirmar es decir la verdad?) que el PSOE ganará las elecciones por mayoría pero no será suficiente. Si al final esto es la verdad, será también verdadera. Y si no, pues será el momento puntual de un estado de ánimo que es la encuesta en sí misma.

Ahora no se examinará la Isla pero será muy interesante conocer por dónde van a ir nuestros votos. Metroscopia -eso aseguró un interlocutor al otro lado del teléfono: ¿la verdad verdadera?- hizo una entrevista a un familiar en mi presencia, puro azar, y asistí al diálogo desde un lado. El entrevistado decía no, sí, no, no, sí a preguntas que le hacía y que yo, naturalmente, no oía. Pero sí contestó al partido que votó la última vez y que no tenía claro, no lo sabía aún, al que votaría el 22 de marzo. ¿La verdad verdadera?

Lo que sí parece claro es que ya han afilado los lápices con los que se harán los números que salgan de las urnas isleñas. Porque inmediatamente, como quien dice, vendrán las locales. Los sociólogos aficionados y los que nunca pierden, que son todos, entrarán a saco en esos números. Que las encuestas dijeron ayer que darán la mayoría al PSOE pero que tendrá que pactar porque no serán suficientes escaños. ¿Con Izquierda Unida? Algunos se dirán, presidenta, para este viaje mejor nos hubiéramos quedado como estábamos. Porque no quieren ver el mensaje que hubo en la ruptura unilateral del pacto de gobierno en Sevilla. Pero vamos, la noticia es que vuelve la Esperanza. Aguirre. Y sale Ignacio González con to la cara partía, como diría May. Por algo de un ático en Estepona, o Marbella, o esa zona de infieles. El inflexible Rajoy ha dado el dedazo cuando mejor la ha convenido o cuando no ha tenido más remedio. En el acierto o en el error llevará la penitencia, o la gloria. Pero yo quería hablar de la verdad verdadera de Andalucía, esta "tierra" (utilizando los términos nacionalistas) que tanto necesita. O sea, si vendrán a la Isla a firmar un documento por el cual sabremos qué van a hacer con San Carlos, el tranvía, la construcción naval, la Infantería de Marina y Camposoto, el urbanismo, todo lo que después es el día a día que no se entiende sin los compromisos fehacientes. Pase lo que pase. Quiero decir votemos lo que votemos, demos o quitemos la mayoría. Libremente.

Es que si no… De bla bla bla ya sabemos casi todo. Digo casi porque siempre hay alguien que riza el rizo. La verdad verdadera, oiga.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios