Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

El teofilato y el chaquetillato

A principios de los 90 un grupo de amigos decidían listas del Partido Popular en la barra de la peña de Los Dedócratas

En la Alianza Popular de Los Siete Magníficos había en la provincia de Cádiz cuatro gatos: el único concejal electo en 1979 fue Manolo Moreno, de El Puerto; Miguel Fernández Melero y Fernando Lepiani en Cádiz; y Perico Román "El Peligroso" en Chiclana. Luego llegó a trabajar a El Puerto una santanderina que con el tiempo sería fundamental en la vida del PP: Teófila Martínez. En Jerez se apuntó a la rama juvenil un chaval que sigue dale que te pego, Antonio Sanz, lo que demuestra que es preciso prohibir las organizaciones juveniles de los partidos. A principios de los 90 un grupo de amigos decidían listas del PP en la barra de la Peña Los Dedócratas, formaban parte de él Antonio Pérez Sauci, Julio Braña, Teófila Martínez, Antonio Sanz, Mercedes Colombo y Alfonso Pozuelo, entre otros. Allí se decidió la lista para las municipales de 1995 que ganó de manera sorprendente Teófila. En los 20 años que la hoy presidenta de la Autoridad Portuaria estuvo al frente del Ayuntamiento se produjo una de las mayores transformaciones de la ciudad y se forjó una cantera de políticos que todavía subsisten en diferentes cargos: Juan Pablo Chaves, Vicente Sánchez, Carmen Sánchez, Mercedes Colombo, Pepe Loaiza, Ana Mestre, Juancho Ortiz, Bruno García León y Ramoní. Todos ocuparon diferentes delegaciones municipales, aunque algunos no tenían el menor vínculo con la ciudad, eran compromisos del PP llegados desde San Fernando, Jerez o El Puerto. Han demostrado una vocación política excepcional, algunos como Juancho simultaneada con su profesión, otros como Bruno con un abandono efímero a la actividad privada. Algunos incluso son buenas personas. El caso es que representan los 20 años de Teófila, lo que podríamos llamar El Teofilato. Durante ese tiempo se produjo la irresistible ascensión del Arturo Ui de Jerez, el incombustible Antonio Sanz "El Chaquetilla", capaz de sobrevivir a una bomba atómica. A pesar de los avatares orgánicos de su partido, ahí sigue, aguanta más que un buzo en un charco. Con motivo de las listas electorales El Teofilato ha colocado a la primera y el segundo de la lista, el PP ha puesto de número 4 al Lavadora, al que le han debido perdonar el incidente del amontillado, sorprendentemente. Incluso han colocado en un buen puesto a Mister Campari, el ex presidente de Aguas de Cádiz cuya gestión quedó en evidencia por las facturas de cuchipandas, viajes, Caso Loreto y ayudas al director de su tesis, no por el suministro de agua o por evitar las periódicas inundaciones en barrios de la ciudad. Da igual si lo haces bien o mal siempre y cuando seas leal al poder, por muchos escándalos que hayas provocado. Pero Juanma es un moderado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios