tamara / garcía

helados, polos y 'mantecaos'

YA empiezan a sonar las trompetas de nuestro apocalipsis anual. Nuestro Waterloo, nuestro Stalingrado, nuestra batalla de Normandía, la que revivimos verano tras verano, aunque sin resolución posible. Para ti son helados, para mí mantecaos y polos. Anuncio tras anuncio televisivo, paseo tras paseo por Los Italianos o plaza de Mina. "Quillo, se me antoja un mantecao". "Tamara, un mantecao es un polvorón". "Polvorón el que tú tienes... En Cádiz, de toda la vida se llama mantecao". "Y un calipo, ¿eh, qué es?". "Pues vaya pregunta, es un polo, porque es de nieve". "Pero tú a Los Italianos le dices heladería, ¿no? Ahora qué". "Que sí, porque helado es el genérico, el nombre del conjunto que subdivide a polos y mantecaos..." Me tomas por la cintura, arrastras mi cuerpo hacia tu cuerpo y sellas la discusión con un beso largo que sabe a vainilla. Que no acabe esta guerra dulce y artesanal entre tú y yo, ¿quién necesita más? Verano tras verano.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios