Vox beneficia al PSOE

En las municipales hay otra trampa. No crean que el voto a Vox beneficiará para la suma del centroderecha

A los de Vox les fastidia mucho que digan esto: que beneficiaron al PSOE en las elecciones generales. El okupa de la Moncloa, como llamaban a Pedro Sánchez, va a entrar por la puerta principal, y se va a quedar como inquilino presidencial durante cuatro años de nuestras vidas. Y los de Vox, con 24 escaños, son anecdóticos en la política española. También es cierto que no son ellos los únicos culpables del hundimiento del PP, sino que Pablo Casado y algunos de sus colaboradores frikis pusieron bastante de su parte. Igualmente, es cierto que la gente puede votar lo que se le apetezca: también a Vox o Podemos, aunque sean de ultraderecha y ultraizquierda, respectivamente; e incluso en blanco, nulo, u otras cosas inútiles.

El beneficio de Vox al PSOE llegó por dos cuestiones. Una es que fragmentaron el voto de centro derecha en una tercera opción, que se añadía a PP y Ciudadanos. Pero así como en Andalucía les resultó, por los restos, en España era imposible que resultara, y se sabía. La suma de PP, Ciudadanos y Vox (es decir, los que votaban al PP hasta 2011) ganó en 33 provincias españolas. Esas provincias, que aparecieron rojas en los mapas, se hubieran pintado de azul con una sola candidatura, como antes. También hubiera ganado el centro derecha en el Senado, donde esta vez se impuso el PSOE. El Senado es imprescindible para aplicar el 155.

La otra consecuencia por la que Vox benefició al PSOE es por la concentración del voto de la izquierda movilizada. Muchas personas que habitualmente no votan, o se habían pasado a Podemos, apoyaron a Pedro Sánchez para impedir que Vox entrara en el Gobierno. Ahí la culpa no fue sólo del miedo a la extrema derecha, sino también de Pablo Casado, que se comportó como un pardillo, y dijo en las vísperas de las votaciones que Vox podría entrar en el Gobierno. Si se comparan las encuestas publicadas en Semana Santa con los resultados finales, se comprueba que ese error y el debate de TVE le costaron al PP unos 20 escaños indecisos, que fueron para Ciudadanos.

Ahora vienen las elecciones municipales. En teoría, son diferentes. En todas las capitales hay más de cinco escaños, por lo que el reparto entre tres partidos no causa tantos perjuicios. Pero es otra trampa, no crean que el voto a Vox beneficiará para la suma del centroderecha. En los municipios donde Vox no alcance el 5% de los votos, no cuentan para nada: no suman, sino que restan, y puede costar varias alcaldías que conseguirían el PSOE o Unidas Podemos. Siempre aporta más el voto útil concentrado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios