Responsabilidad

Es muy complicado no darle un beso a tu madre... y más complicado para ella no darte un beso a ti

Las cifras de los contagios no paran de subir. Estamos pagando caro el "regalo" que nos concedimos por las navidades. Nos podemos poner en estos momentos a echar culpas, a decir que los políticos son unos incompetentes, a quejarnos de un montón de cosas, muchas de ellas con razón, pero me temo yo que ha llegado el momento de los individuos, de la responsabilidad personal, de hacer las cosas por convicción y no porque nos la manden.

Por muchos confinamientos que nos impongan, por muchas limitaciones horarias y por muchas cosas que nos planteen al final todo depende de nosotros, del individuo, de si trabajamos para ver como nos saltamos las recomendaciones de los científicos o si preferimos cada uno poner nuestro granito de arena tratando de no difundir el virus. Al final esto ha llegado a un momento en el que es todo es tan difícilmente fácil que depende de cada uno, ni más ni menos.

Es muy difícil ponerse la mascarilla cada mañana, luchar con las gafas que se te empañan con ellas, hablar con la boca tapada sobre todo si tu interlocutor tiene que estar además a dos metros de distancia. Es complicado no darle un beso a tu madre…y más complicado para ella no darte un beso a ti. Cuesta mucho no abrazar a un amigo y no tomarse una cervecita con él. Todo cuesta mucho pero ahora no queda otra solución que renunciar a todo esto, quizás para valorarlo más dentro de unos meses.

Aquí nadie nos va a sacar las castañas del fuego. Los únicos que podemos hacerlo somos nosotros mismos, por voluntad y por convencimiento propio. Será la única manera de salir de esta.

Es curioso como en una sociedad en la que el individuo cada día vale menos, es ahora cuando este ha cobrado especial importancia. Se está viendo que lo fundamental es la responsabilidad personal. Lo que haga cada uno en su pequeño universo es lo que puede parar el aumento de los contagios.

Ahora más que nunca eso que tanto gustaba a los padres que te pusieran en las notas cobra mayor importancia. La gente responsable es un valor en alza…será por poco tiempo, pero en estos momentos lo único que debe aportar todo el mundo es algo tan difícilmente fácil como es responsabilidad…esa es la otra gran vacuna contra el virus. Inocúlala.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios