Pureza y comida

Hacemos este compás en medio del ruido de España, el murmullo post electoral, lo que vaya a ser que ocurra

Lo que dijo Capullo de Jerez el otro día en las páginas de nuestro Diario es la versión actualizada del famoso juicio atribuido a Juan Talega, cantaor gitano del siglo pasado amigo de Mairena: Todo el que canta bien por soleá y por seguiriyas tiene un remiendo en los calzones. Capullo dijo exactamente que "de" la pureza no se come. Tienen esto los flamencos, hablan como explosiones. Me gusta traer a la conversación algunos ejemplos de "letras"flamencas, como esa que dice: yo te estoy queriendo a ti / con la misma violencia / que lleva el ferrocarril. Casi na. Sabina la traduciría un siglo después por sus famosos amores que matan nunca mueren. ¿Y todo esto por qué? Por Rosalía, no me cabe duda. Rosalía es el ejemplo del artista que se apoya en el flamenco para ascender a los cielos del cariño de la gente, o sea, no desde la pureza, vamos, ni siquiera del Flamenco; no ya de Juan Talega y Mairena, del flamenco de andar por casa, el flamenco en zapatillas, el flamenco de los polígonos y las cabinas de los camiones. Nada más alejado a una vuelta por bulerías de Manuela Carrasco pero ahí lo llevas, de los Grammy a la MTV última, donde se descolgó con algo que podía sonar a los tangos de Pastora, que podía sonar a la Triana más flamenca. Y los verdaderos flamencos sentados en sus modestas casas viéndola por la televisión y comiéndose los mocos, para que se me entienda. De la pureza no se come, qué razón tiene Miguel Capullo. Pero Rosalía, o el entramado al que ella pone la voz y las uñas pintadas, sabe que si pones una mijita de Flamenco, lo que sea refulge, brilla y enamora. Como aquello que hizo de los Chichos, ¿recuerdas? Si me das a elegir… Me quedo contigo. Estética de Saura/Storaro y voces búlgaras. Me quito el sombrero. Fue en los Goya pero ya venía de triunfar en la otra orilla del idioma, en el mundo Latino, tan poderoso.

Hacemos este compás en medio del ruido de España, el murmullo post electoral, lo que vaya a ser que ocurra. Hay otras formas de vida, otras preocupaciones. Como lo de Miguel Flores, nuestro Capullo de Jerez, que ha encontrado el mensaje rotundo de enlazar la pureza con la cuenta corriente. Y eso que pureza es de los términos que emplean los flamencos más controvertidos y delicuescentes. Aceitunita comía, huesecito fuera, para entendernos. Cuando se tiene claro que hay que comer y con lo que no se come, pues surgen los "temitas" y se eleva el coro de los puristas. ¿Rosalía?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios