Mapa electoral de Andalucía

El voto urbano andaluz no es cautivo, depende de las circunstancias y nadie lo tiene asegurado

La población de la Andalucía actual no es tan cautiva como insinúan los tópicos burdos. Insisto en algo que ya he apuntado y se nota en las encuestas: el voto urbano tiene más peso que el rural. Hay poblaciones donde el PSOE ganaba con el 80% de los votos en los tiempos de Felipe González, y cuando estaban Escuredo, Borbolla o Chaves en la Junta. En muchas de esas poblaciones el PSOE mantiene más del 60% de los votos. Pero, con la excepción triunfante de la Dos Hermanas de Francisco Toscano, los feudos socialistas suelen ser municipios pequeños rurales, con un peso escaso a la hora de decidir. Aunque ciertamente nutren una sólida base de votos al PSOE.

Sin embargo, un tercio de los votantes se muestra dudoso y las elecciones se decidirán en las ciudades. Andalucía tiene ocho capitales de provincia, de las cuales dos, Sevilla y Málaga, están entre las siete más pobladas de España. Además se nota el peso del litoral, donde el PP y Ciudadanos consiguen mejores resultados. Las provincias de Málaga, Cádiz, Granada, Huelva y Almería han registrado victorias del PSOE o del PP, según los casos. Todas las capitales han tenido alcaldes del PP. En Córdoba hay una división evidente del voto. Por el contrario Jaén (a la que se consideraba feudo socialista, gracias a Gaspar Zarrías) ha sido más proclive al PSOE.

Y nos queda Sevilla. Es la provincia que ha engordado al PSOE en sus victorias. El PP no fue capaz de vencer en la provincia sevillana ni en sus mejores momentos. Pero sí ganó en la capital, donde tuvo a Soledad Becerril y Juan Ignacio Zoido en la Alcaldía y fue el más votado en las últimas elecciones, aunque sin mayoría absoluta.

Ese voto urbano es de centro, en general. Ni muy de izquierdas, ni muy de derechas. Al PSOE y al PP les ha ido mejor en las ciudades cuando se centraron. Por ese votante competían los dos partidos del bipartidismo, a los que ahora se suma Ciudadanos, que aspira a pescar en los caladeros de unos y otros. Incluso Podemos e Izquierda Unida se presentan disfrazados de andalucistas, como Adelante Andalucía, lo que suaviza y genera ambigüedad. Porque desde el PCE a IU y Podemos el electorado a la izquierda del PSOE ha sido de minoría.

El voto urbano andaluz, a diferencia del rural, ha oscilado con movilidad. Fluctuaba entre PSOE y PP (y a veces PA), hasta que llegó Ciudadanos. No es un voto cautivo, depende de las circunstancias y nadie lo tiene asegurado. Es el que pone o quita mayorías. Es el que decidirá las próximas elecciones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios