El Alambique

jose Mª / morillo

Manolo Montero

M ANUEL Pérez Pichaco, conocido como Manolo Montero, era un exportador de pescados y armador de pesca natural de Prado del Rey, desde donde se desplazaba a diario para proveerse de pescado que comercializaba en los municipios de la Sierra de Cádiz, hasta que se estableció en nuestra Ciudad en la década de los 30 del siglo pasado. Fue elegido concejal del ayuntamiento por el tercio de cabezas de familia, en 1973.

Tuvo tres barcos en sociedad con Antonio Crespo Blanquer 'Toni Pala', a quienes la fortuna les sonrió a medias, ya que si bien las tres embarcaciones dieron buenos dividendos a sus armadores, estas tuvieron la mala fortuna de naufragar. El Torre Pajarete, que naufragó 40 millas mar adentro frente a las costas de Agadir. El pesquero Hermanos Montero se hundió en junio de 1977. En este caso, ya era de otro armador, de Lepe (Huelva). El Terol Casanova se hundió en las costas de Marruecos próximo a las Islas Canarias el Jueves Santo de 1984. Afortunadamente, en ninguno de los tres casos hubo que lamentar desgracias personales.

Pérez Pichaco fue impulsor en esta ciudad de la Sala de Segundas Ventas de Pescados, hoy Mercado de Mayoristas. La familia Montero abastecía la Lonja de pescado azul, que no pescaba la flota de este muelle, comenzando a mediados de lo años 60 del siglo pasado. En un principio se vendía el pescado azul de la familia Montero en las puertas del Garaje Aduana y Bar Guadalete. También la firma de Fermín Romero 'Abuelita' comenzó a traer pescado azul. Tras solventar unas controversias sobre tasas, el pescado comenzó a venderse en la Lonja.

Esta práctica no fue bien vista por los pescadores. Ya con el traslado de la Lonja de Pescados a La Otra Banda la actividad alcanzó proporciones mayores sumándose otros vendedores a traer, por vía terrestre, no solamente pescado azul, sino de otras variedades que, según armadores y pescadores, sí creaba competencia desleal. Lo cierto es que, lo que comenzó con cuatro camiones hoy es un Mercado de Mayoristas de Pescados con mayor capacidad de venta que la propia Lonja, como consecuencia de la pérdida de la flota de arrastre. De las 132 embarcaciones con base en El Puerto de los años 70 apenas 10 barcos de la flota local subastan en la actualidad y otros tantos que vienen de los puertos de las costas onubenses.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios