Estimados señores del Ayuntamiento. Les rogaría que, al igual que no se lo permito a Jazztel, Orange, a la iglesia mahometana o, ni siquiera, a la católica, me garanticen que no van a hacer uso de mis datos personales que obran en su poder de manera privilegiada para enviarme cartas o panfletos con idearios o tendencias del partido de la persona que ejerce hoy de alcalde. Me basto para saber si para mis hijos quiero escuela pública, privada o concertada. Recibí hace unos días una proclama remitida por el Ayuntamiento de Cádiz en un papel y un sobre comprado con mis impuestos a favor de la escuela pública. Debiera no ser legal aprovechar el poder para airear y usar situaciones de privilegio para orientar la libertad de elección del colegio para nuestros hijos. No me gusta ni que me riñan ni que me impongan nada sin, antes, intentar convencerme con razones. Un cordial saludo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios