Desafíos universitarios/17

José Antonio Hernández Guerrero

Ecologismo

Los universitarios actuales hemos de tener claro que las Ciencias Humanas, además de estimular a las demás asignaturas para que, convergentemente, orienten sus investigaciones y sus enseñanzas hacia las metas de un permanente crecimiento humano personal y de un continuo y equilibrado desarrollo social, poseen una notable fuerza para encauzarlas hacia el cuidado responsable y exquisito de la naturaleza. El estudio de la filosofía, de las artes y de la literatura puede ayudar a los especialistas de las diferentes ciencias para que conozcan las bases, los contenidos y los fines de la ecología.

Recordemos que ya los antiguos filósofos griegos como, por ejemplo Hipócrates y Aristóteles, realizaron estudios sobre la historia natural y cómo los conceptos, los principios y los criterios sobre la evolución, sobre la adaptación y sobre la selección natural se convirtieron en piedras angulares de la teoría ecológica moderna transformándola en una ciencia rigurosa estrechamente relacionada con la biología evolutiva, con la genética y con la etología.

En mi opinión, las palabras que Octavio Paz pronunció cuando recibió el Premio Nobel arrojan abundante luz y abren unas amplias sendas de esperanza: "Estrellas, colinas, nubes, árboles, pájaros, grillos, hombres: cada uno en su mundo, cada uno un mundo y, no obstante, todos esos mundos se corresponden. Sólo si renace entre nosotros el sentimiento de hermandad con la naturaleza, podremos defender la vida. No es imposible: fraternidad es una palabra que pertenece por igual a la tradición liberal y a la socialista, a la científica y a la religiosa".

La ciencia, la cultura, la filosofía, la historia, la ética y la estética son los pilares sobre los que se asientan todos los comportamientos humanos: si alguno de ellos se quiebra, el edificio amenaza ruina porque dejan sin solución las diversas cuestiones que pertenecen a los diferentes ámbitos de la intimidad personal y de las relaciones interpersonales. Desde esta perspectiva insisto nuevamente en que las ciencias naturales, para alcanzar sus objetivos respectivos, han de contar con la colaboración de la filosofía, de la historia, de las ciencias de los lenguajes, de la ética y de la estética.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios